Casa Real española niega participación del monarca en complot

Rey-Juan-Carlos-españa

Madrid, 3 abr (PL) La Casa Real negó cualquier participación del monarca español en el golpe de Estado de 1981 como afirma la escritora y periodista Pilar Urbano en un libro que comenzó a circular hoy.

En la obra titulada La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar, Urbano sostiene que el expresidente Adolfo Suárez estaba convencido de la participación del rey Juan Carlos en el movimiento para sacarlo del cargo.

Mediante un portavoz, la Corona española calificó de pura ficción imposible de creer las aseveraciones, también desmentidas en un comunicado por personalidades de la época, entre ellas seis miembros de los gobiernos de Suárez.

La Casa Real resaltó que el Rey ha cumplido sus obligaciones institucionales de forma impecable y desmintió su participación en la denominada Operación Armada, según la cual se proyectaba sustituir a Suárez por el militar Alfonso Armada.

Tras conocerse el contenido del libro, Izquierda Unida (IU), tercera fuerza política del país, pidió al Congreso la desclasificación de documentos relativos al hecho para conocer el papel del monarca.

La demanda expone que la versión de Urbano coincide con las de otras fuentes difundidas anteriormente, entre ellas un informe desclasificado del embajador alemán en Madrid entonces, Lothar Lahn.

En la información a su gobierno el embajador explicó que el Rey consideró que los militares conjurados querían el restablecimiento del orden, la disciplina, la seguridad y la calma.

En un intento por impedir la circulación del libro Adolfo Suárez hijo acusó a la autora de utilizar una foto suya sin su consentimiento, lo cual fue desmentido por la editorial Planeta.

El director editorial de la empresa, Carlos Revés, aseguró que se pagaron los derechos de la foto del Rey y Adolfo Suárez tomada en el jardín de la residencia familiar durante una visita de Juan Carlos al expresidente ya enfermo de Alzehimer.

La Agencia EFE informó al respecto que comercializó la imagen dentro de un paquete de 38, al precio de 38 euros más IVA por foto, pero advirtió que esa imagen tiene restricciones de uso establecidas por el autor y no puede ser utilizada con enfoque ofensivo ni en campañas informativas.

Por su parte Urbano atribuyó la demanda del hijo de Suárez a la situación vivida por el fallecimiento reciente del expresidente y estimó que no podía haber leído el libro cuando el pasado 1 de abril solicitó la retirada del libro.

Comentarios con Facebook