LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Actriz Sharon Stone apoyará denuncia de Ecuador contra Chevron

sharon-stone

Quito, 5 abr (PL) La actriz estadounidense Sharon Stone visitará Ecuador la semana próxima para constatar el daño ambiental que provocó la petrolera Texaco, filial de la transnacional Chevron, en la Amazonía, anunció hoy el presidente Rafael Correa.

El mandatario ecuatoriano informó durante su habitual informe de labores sabatino que la protagonista de Instinto Básico y otros filmes llegará el lunes al país suramericano, y recorrerá el pozo de Aguarico 4, operado por Texaco hasta 1992.

En esa zona de la provincia de Sucumbíos, en el oriente de Ecuador, todavía existen piscinas llenas de brea y residuos de crudo que demuestran la contaminación que dejó la petrolera estadounidense en esa región.

Las autoridades ecuatorianas aseguran que durante los casi 30 que operó en la Amazonía, Texaco derramó 16,8 millones de galones de petróleo en el ecosistema, vertió otros 18,5 mil millones de galones de aguas tóxicas en los suelos y ríos, y quemó al aire 235 mil millones de pies cúbicos de gas.

También se reporta una alta incidencia de cáncer y otras enfermedades entre los pobladores, como resultado de beber el agua contaminada con los residuos de crudo, los cuales todavía afloran en las cerca de mil piscinas sin remediar que dejó la empresa a su salida de Ecuador en 1992.

Para demostrar el enorme daño ambiental causado por la petrolera, el gobierno ecuatoriano inició en septiembre pasado la campaña La mano sucia de Chevron, mediante la cual se invita a personalidades, políticos y artistas internacionales a visitar las zonas donde operó la transnacional.

Entre los que han constatado la contaminación de la petrolera están los actores Danny Glover y Mia Farrow, la ambientalista Alexandra Cousteau, nieta del oceanógrafo Jacques Cousteau, la alcaldesa de la ciudad californiana de Richmond, Gayle McLaughling, y el líder del Partido de Izquierda francés Jean-Luc Mélenchon.

Chevron, por su parte, se niega a acatar una sentencia emitida por un tribunal ecuatoriano en 2011, que la condenó a pagar una indemnización de nueve mil 500 millones de dólares a los más de 30 pobladores amazónicos afectados por las malas prácticas extractivas que utilizó su filial Texaco.

La transnacional presentó además una demanda contra Ecuador ante una corte internacional de arbitraje, por supuesta denegación de justicia, y violación de un tratado bilateral de inversiones con Estados Unidos que entró en vigor cinco años después de la salida de Texaco del país.

Esta es una lucha de David contra Goliat, pero como en la historia bíblica, David vencerá, aseveró este sábado Correa, en alusión a la arremetida mediática y legal que ha emprendido Chevron contra el país suramericano.

Comentarios con Facebook