Presidente de región china asegura que detendrá extremismo religioso

00016c8b5de010bfbd5d37

Beijing, 8 abr (PL) El presidente de Xinjiang Uygur, Nur Bekri, se comprometió hoy a detener el extremismo religioso de grupos separatistas en esa región autónoma noroccidental de China, a los que denunció de tener como objetivo sabotear la prosperidad y estabilidad.

En un artículo publicado en el Xinjiang Daily y reproducido hoy por la prensa nacional, Bekri aseguró que los incidentes terroristas son alentados por extremistas religiosos y que los actos de terror son posibles porque se aprovechan de la creencia religiosa de las personas.

A juicio del Presidente de ese Gobierno regional, el extremismo religioso es un tumor que amenaza a Xinjiang Uygur.

Al comentar el ataque a cuchillo a manos de terroristas de Xinjiang contra personas indefensas el pasado mes en la sudoccidental Kunming, con saldo de 29 muertos y 143 heridos, Bekri señaló que la violencia brutal contra civiles muestra la naturaleza antihumana de esos grupos.

Subrayó que extremistas religiosos han engañado a las personas, en particular a los jóvenes, y los han conducido a realizar ataques terroristas, para convertirse “en piezas de un complot que tiene razones políticas”.

Para atraer a los jóvenes, incitar el fanatismo y controlar a los creyentes, esos extremistas han distorsionado ostensiblemente las enseñanzas religiosas al utilizar herejías tales como que los mártires de la guerra santa van al paraíso y que uno consigue allí lo que desee.

Estas personas, agregó, tratan de enfrentar a los religiosos contra los no creyentes y e insultan a quienes no se pliegan a sus reglas con calificativos de traidores y escoria.

Bekri subraya que estos grupos promueven una sociedad pan-islámica en la cual la religión está por encima de todo, y prohíben ver televisión, escuchar la radio, leer periódicos e incluso reír en bodas y llorar en funerales, mientras fuerzan a los hombres a lucir barbas y a las mujeres a cubrir sus rostros.

Comentarios con Facebook