Obama con argumentos para cambiar política hacia Cuba

OBAMA PIDE CERRAR BRECHA DE GÉNERO EN ANIVERSARIO DE LEY DE IGUAL SALARIAL

Washington, 9 abr (PL) Las revelaciones del programa subversivo Zunzuneo realizadas por The Associated Press (AP) permiten a Estados Unidos un eventual ajuste de su política hacia Cuba, señala hoy un análisis que publica el sitio web de Progreso Semanal.

Suscrito por el periodista Jorge Armas con el título “Investigación periodística de AP ¿A quién ayuda?”, el artículo precisa que “en política lo que se filtra tiene objetivos, consecuencias y precedentes”.

El texto aborda el entretejido de la política de Washington contra La Habana y la participación del contratista estadounidense Alan Groos en un programa subversivo de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) contra Cuba.

En el artículo de AP a Alan Gross se le describe como “contratista estadounidense (…) condenado tras viajar repetidamente a la isla en otra misión clandestina de la Usaid”, lo que significa admitir de facto el argumento cubano en el caso, señala Progreso Semanal.

Indica Armas que la documentada investigación de la AP se publica apenas a cuatro semanas de mayo, cuando generalmente el Departamento de Estado da a conocer la Lista de países patrocinadores del terrorismo en la que sin ninguna base Cuba está incluida.

Esto ocurre, aclara, cuando la mirada internacional sobre el país caribeño está cambiando y cada vez más naciones apoyan y legitiman las reformas que emprende el gobierno cubano, lo que fue evidenciado en el espaldarazo de América Latina, durante la Cumbre de Celac en enero pasado en La Habana

Añade que es esa misma América Latina la que le ha dicho a Estados Unidos que no habrá Cumbre de las Américas sin la presencia de Cuba, lo que ha puesto a la política internacional y al Departamento de Estado ante una encrucijada de legitimidad regional a las puertas de la reunión de Panamá el próximo año.

Subraya el texto que la política estadounidense hacia Cuba deja de tener sentido y el reclamo mundial en contra del bloqueo y a favor de establecer contactos ponen a la administración Obama ante una disyuntiva muy seria: admitir que su política contra Cuba fracasó y que en su proyecto de cambio de régimen se violan la propias leyes norteamericanas.

El gobierno estadounidense necesariamente tiene que tomar medidas con relación a un cambio hacia Cuba que facilite “una relación de guerra sin fundamento que dura ya más de 50 años”, puntualiza.

Estados Unidos tiene ante sí la necesidad de reconducir su política internacional hacia América Latina y cualquier decisión pasa por Cuba, asegura.

Armas acentúa que las revelaciones de la AP aportan el marco del desastre político necesario en el cual la administración pudiera apoyarse y eliminar a Cuba de la lista de países terroristas y establecer una licencia general que le permita a sus ciudadanos viajar a Cuba sin trabas exageradas, entre otras acciones.

Estas dos medidas, aclara, si bien insuficientes, son las más expeditas y las que el Ejecutivo puede decidir sin pasar por los filtros del Congreso.

Por otra parte, el análisis señala que las fuerzas de poder en este país se han dado cuenta de que sus relaciones con Cuba tienen que cambiar, aunque para llegar a esa conclusión tengan que pasar por la vergüenza de que una política fracasada salga a la luz.

The Associated Press le puso en bandeja a Obama el argumento necesario para ejercer su autoridad. Es hora de ser Presidente, es hora de hacer otra política, concluye.

Comentarios con Facebook