Preocupación en ONU por deterioro de situación en este ucraniano

ONU temerosa por el futuro de Egipto

Naciones Unidas, 13 abr (PL) El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, manifestó preocupación por la escalada de tensiones en el este de Ucrania, donde el gobierno golpista reprime a manifestantes que lo rechazan y reclaman la federalización.

En un comunicado, el diplomático sudcoreano advierte sobre el creciente peligro de choques violentos en esa nación europea, en la cual en febrero pasado, grupos radicales aupados por occidente derrocaron al presidente electo, Víktor Yanukóvich, y propiciaron la llegada al poder de nuevas autoridades en Kiev.

Ban pide cordura y calma a todos los involucrados en la crisis ucraniana, en aras de evitar peores consecuencias “que no servirían a los intereses de las partes”.

Resulta urgente un diálogo constructivo que reduzca las tensiones y permita de manera pacífica exponer las diferencias, señala.

El secretario general expresa en su mensaje que la ONU reitera su postura de solución pacífica a la crisis en Ucrania, devenida enfrentamiento político entre Rusia y Estados Unidos y sus aliados de la Unión Europea.

Mientras Moscú desconoce al nuevo gobierno, por considerarlo fruto de un golpe de Estado, Washington y la Unión Europea lo respaldan y ven en el mismo una oportunidad de extender las fronteras de la OTAN para amenazar a Rusia.

En las últimas horas, la situación en el sureste ucraniano se agudizó, luego que manifestantes prendieran fuego a barricadas en los accesos a la ciudad de Slaviansk, ante la arremetida de las fuerzas de seguridad encargadas de la ofensiva golpista ordenada en Kiev.

Occidente acusa a Moscú de promover la rebelión de los sectores mayoritariamente ruso parlantes, acusaciones negadas por el Kremlin.

Hace pocas semanas, el representante permanente de Rusia ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, advirtió que en Ucrania, Occidente recoge el resultado de las tensiones que generó con su abierto apoyo a los grupos violentos que derrocaron a Yanukóvich.

Comentarios con Facebook