PROGRAMA NACIONAL DE INFRAESTRUCTURA

Jacob Aquino Muñoz
Por Jacob Aquino Muñoz

El 28 de abril, un año y cuatro meses de iniciar esta administración, el gobierno federal presentó el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018. Durante este período se contempla la ejecución de 743 programas y proyectos de inversión, por un monto total de 7.7 billones de pesos.

En este Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 se incluyen seis sectores estratégicos: Comunicaciones y Transportes; Energía; Hidráulico; Salud; Desarrollo Urbano y Vivienda; y Turismo.

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 deberá procurar por lo menos entre 1.8 y 2 puntos porcentuales adicionales de crecimiento económico hacia el final del Administración y generar, aproximadamente 350 mil empleos formales adicionales al año.

Sinceramente dudamos que eso suceda, pero como aspiración es buena, ya que las perspectivas de crecimiento económico de México se van reduciendo año con año. En este ejercicio, luego de mucho optimismo para programarlo, las perspectivas de crecimiento económico han sido reducidas por debajo del 3 por ciento. Dicen que prometer no empobrece, pero en el caso de la economía si sucede, porque las falsas expectativas generan retrocesos más severos.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público aseguró que el Programa Nacional de Infraestructura presta por primera vez énfasis especial a la región del Sur-Sureste, a la cual se destinará un billón 250 mil millones de pesos a la infraestructura en Sur-Sureste. En la región Sur-Sureste se encuentra el 87% de los municipios con niveles de marginación alto o muy alto y el 37% de la población mexicana en pobreza.

Chiapas es una de las entidades ubicadas en la Región Sur-Sureste. Por ser originario de esta entidad y vivir en ella toda la vida, me interesó de inmediato esta información. Durante horas, navegue de manera infructuosa buscando información sobre la inversión de la infraestructura federal en Chiapas.

Solo pude localizar, dentro de los discursos pronunciados en la presentación del Programa, que en Chiapas se construirá una nueva presa hidroeléctrica, la cual no especificaron donde, pero seguramente será el proyecto de la Presa Chicoasén II, que ha sido cuestionada social y ambientalmente por distintos especialistas.

Posiblemente, en días posteriores se publique la relación completa de obras de infraestructura federales que se realizarán en esta entidad, para conocer, de forma anticipada donde y cuando se realizarán, para que no nos encontremos, de la noche a la mañana, con un hoyo, una zanja, un taponamiento de calles o carreteras, como sucede actualmente con la agobiada y agujereada capital chiapaneca.

A nivel nacional, destacan los siguientes proyectos que han sido considerados en el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018:

Trenes de pasajeros México-Querétaro y México-Toluca, así como el Tren Transpeninsular, en Quintana Roo y Yucatán. Ampliación del Tren Eléctrico de Guadalajara y el Metro de Monterrey. Instalación de una red nacional compartida de banda ancha; el acceso universal a Internet en 250 mil espacios y sitios públicos.

Construcción de una planta de energía eléctrica de ciclo combinado, en Nuevo León; dos hidroeléctricas, en Chiapas y Nayarit; seis centrales eólicas, en Oaxaca; y 16 campos solares, en el norte del país.

Obras como la Tercera Línea de Conducción del Sistema Cutzamala, en beneficio de los habitantes del Valle de México; el Acueducto Monterrey VI; y el Proyecto El Zapotillo, en León, Guanajuato. Construcción de presas, como la de Santa María, en Sinaloa; plantas desalinizadoras, en Baja California Sur; el Canal Centenario, en Nayarit; y planta de tratamiento de aguas residuales, en Atotonilco.

En materia de salud se ampliarán el Hospital General de México y la construcción de la nueva torre de hospitalización del Instituto Nacional de Cancerología, en el Distrito Federal. En el rubro turístico, se desarrollarán Centros Integralmente Planeados, en las zonas arqueológicas de Calakmul, Chichén Itzá, Palenque y Teotihuacán.

En el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 se incluyen más obras por concluir o modernizar que obras nuevas. Tal vez por esa razón se incluyeron seis sectores estratégicos, para hacerlo más extenso y de mayores dimensiones.

El Programa de Infraestructura de Felipe Calderón, que por cierto aún está disponible en la página de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cabía en una sola hoja de tamaño carta. Era un mapa de la República Mexicana donde se indicaban las obras a realizar.

Este programa, por su sencillez, era fácil de comprender y, sobre todo, de evaluar por parte de los ciudadanos y del propio gobierno. Ha sido uno de los programas nacionales que se han cumplido eficientemente, es decir, que hubo congruencia entre la planeación y la ejecución, sin que eso signifique que ha sido el mejor o el más atinado, para responder a las necesidades del país.

Espero que los resultados de Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 cambien mi opinión. La falta de información disponible desde el inicio me hace dudar de ello. Lo que empieza difuso, termina confuso. No falla.

Página web http://www.letrasvivas.com.mx/

Comentarios con Facebook