Millones de rusos desfilaron en defensa del trabajo y la paz

ultranacionalistasrusos

Moscú, 1 may (PL) Millones de personas desfilaron hoy en todas las ciudades de Rusia con consignas de respaldo al Primero de mayo como símbolo de la unidad de los trabajadores, la defensa de sus derechos y la paz en el mundo.
Más de 100 mil personas marcharon este jueves por la Plaza Roja, por primera vez en las dos últimas décadas, con las banderas de los sindicatos, las organizaciones políticas, sociales y la insignia nacional.
La explanada del lugar, desde la catedral de San Basilio hasta el Museo Estatal de Historia, fue el escenario central este año de las celebraciones aquí del Día del Trabajo.
Durante el desfile de la columna del Partido Comunista de la Federación de Rusia (PCFR), el líder de la agrupación, Guennadi Ziuganov, afirmó que esta celebración mantiene el mismo significado de hace más de un siglo y es muy preciada para los miembros de la organización.
El Primero de mayo se convirtió en símbolo de la unidad de las fuerzas progresistas del mundo por el progreso, la paz y la justicia, subrayó Ziuganov a los periodistas.
Manifestó confianza el líder de la segunda fuerza política en Rusia en que el mundo pertenecerá a quienes están acostumbrados a vivir del trabajo y aspiran a una sociedad justa y a la amistad entre los pueblos.
Esta fecha no solo representa una fiesta de los trabajadores, sino que es el símbolo de la lucha del movimiento obrero por sus derechos, destacó, a su vez, el primer vicepresidente de la Duma estatal, Iván Melnikov.
En Rusia las reivindicaciones por los derechos sociales, el bienestar general y la lucha por la erradicación de la pobreza y el desempleo siguen siendo actuales, acentuó el segundo dirigente del PCFR.
Melnikov destacó igualmente la solidaridad del pueblo ruso con los trabajadores del mundo y las demandas del movimiento obrero, así como en la defensa de la paz.
En la columna del partido Comunista desfilaron también por primera vez desde la desintegración de la Unión Soviética delegadas de la conferencia celebrada en esta capital de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), en representación de una treintena de países.
Destacaron las dirigentes femeninas de Brasil, Cuba, Ecuador, Colombia, México y Venezuela;así como del Sahara Occidental, Líbano, Siria, Palestina, España y de organizaciones de Europa, Asia y Africa.
Al intervenir en una tribuna al costado de la Plaza Roja, el titular de la Federación de sindicatos independientes, Mijail Shmakov, dijo que en más de mil 100 ciudades de Rusia y municipios se celebró el Primero de mayo con la participación de más de dos millones de personas.
Las reivindicaciones principales de los gremios fueron las garantías de un empleo digno y justos salarios, subrayó Shmakov en relación con la posición del movimiento sindical ruso.
En las demostraciones que tuvieron lugar desde la septentrional ciudad de Kaliningrado hasta el Lejano Oriente se escucharon consignas de apoyo al pueblo de Ucrania, a los trabajadores y por la paz en ese país.

Comentarios con Facebook