Víctimas de incendio en Odessa rebasan el centenar

Incendio-Odessa-sur-Ucrania

Kiev, 6 may (PL) El líder del movimiento ucraniano Sureste, Oleg Tsariov, afirmó hoy que los muertos durante el incendio provocado por neofascistas en la ciudad de Odessa rebasan el centenar y entre ellos figuran niños.
Diputado que retiró su candidatura de las elecciones presidenciales convocadas para el 25 de mayo, Tsariov sostuvo que los gobernantes de Kiev no tienen derecho a investigar esta tragedia porque actuaron como sus organizadores.
Entrevistado por el corresponsal del Primer Canal de la televisión rusa en la ciudad de Lugansk, en el este del país, el coordinador de Sureste subrayó que de acuerdo con el número de “anti Maidán” que acampaban frente a la Casa de los Sindicatos, al menos 200 personas no regresaron a sus casas.
Pueden estar muertos o desaparecidos, reiteró el diputado del Partido de las Regiones.
En tanto, en Kiev, el líder del Partido Comunista Ucraniano, Pioter Simonenko, denunció hoy como una grosera y arbitraria violación de la democracia parlamentaria la expulsión de esa fracción de una sesión a puerta cerrada con participación de jerarcas de la cartera de Defensa y el Consejo de Seguridad.
También candidato a la jefatura de Estado en los comicios anticipados por quienes derrocaron al mandatario Víktor Yanukóvich, Simonenko ratificó su condena a la expulsión de la sesión en la que la nueva mayoría legislativa restauró el servicio militar obligatorio.
Por su parte, el millonario Pioter Poroshenko, parlamentario y candidato a la presidencia a quien favorecen todas las encuestas, expresó que todo conflicto en la Rada Suprema (Parlamento) debe resolverse por negociaciones.
El reglamento estipula que se puede expulsar a un diputado con 150 votos a favor. Hoy se sentó un precedente cuando aplicaron ese procedimiento a todo un grupo parlamentario, opinó el oligarca.
La fracción del Partido de las Regiones, mayoritaria hasta el derrocamiento de Yanukóvich, en señal de protesta abandonó la sesión, desarrollada a puertas cerradas.
Resulta inconcebible. Montones de muertos en el país, y ellos tienen miedo a celebrar una sesión abierta, expresó citado por la agencia Novosti el vicepresidente de ese grupo parlamentario, Mijail Chéchetov.
Hoy, portavoces de las milicias federalistas del este ucraniano señalaron el despliegue de lanzamisiles múltiples del tipo Grad entre Slaviansk y Kramatorsk por parte del Ejército como la antesala de un ablandamiento artillero previo a un ataque a fondo.
La fuente citada por la agencia noticiosa Novosti interpretó la presencia de esa tecnología reactiva como la decisión de quienes derrocaron al presidente Víktor Yanukóvich de atacar la ciudad solo después de una demolición artillera.
De su parte, Estados Unidos intentó ocultar hoy su protagonismo como principal sostén del gobierno impuesto en Ucrania al desvirtuar el papel represivo que desempañan en Kiev decenas de oficiales de su aparato de espionaje.
Kommersant, diario ruso, comentó la información publicada recientemente por el periódico alemán Bild am Sonntag sobre decenas de agentes del FBI y la CIA enviados a Kiev para ayudar en nombre de la Casa Blanca a reprimir la sublevación en las regiones del sureste.
Destacó el periódico que el Departamento de Estado se apresuró a desmentir esas informaciones con el pretexto del envío de esos especialistas con la tarea de ayudar a Kiev a investigar y recopilar pruebas para recuperar los activos sustraídos y sacados al extranjero por funcionarios del depuesto gobierno de Yanukóvich.

Comentarios con Facebook