UE mantiene amenaza de sanciones a Rusia por crisis ucraniana

eurozona_unioneuropea

Bruselas, 7 may (PL) En medio de denuncias de Rusia de la indiferencia de Europa ante el auge del fascismo en Ucrania, la Unión Europea (UE) amenazó hoy a Moscú con nuevas sanciones por su posición en la crisis ucraniana.
Tras participar en la XXII cumbre UE-Japón, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, señaló que abogaba al mismo tiempo por el diálogo y la búsqueda de una salida política a la crisis y por imponer más restricciones a Rusia si es necesario.
Rompuy confirmó que el tema ucraniano centrará la cumbre de los siete países más industrializados, a celebrarse el 4 y 5 de junio venideros.
El Kremlin denuncia en todo momento la violación por el gobierno interino ucraniano, que llegó al poder el pasado 22 de febrero tras una ruptura constitucional, de violar un acuerdo cuatripartito firmado el 17 de diciembre último en Ginebra.
La avenencia llama a todas las partes en Ucrania a evitar el uso de la fuerza y a desalojar todos los edificios públicos, calles y plazas, algo que se negaron hacer los paramilitares neofascistas y miembros del derechista Pravii Sektor (Sector de Derecha) en Kiev.
En lugar de atenerse a lo pactado en la ciudad suiza, el gobierno ucraniano, cuya formación desconoce Moscú, lanzó en abril pasado una operación en el sureste del país contra ciudades sublevadas en contra de los golpistas y favorables a una federalización.
Sin embargo, desde Londres el ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, acusó a Rusia de ser la promotora de la desestabilización en regiones ucranianas como Lugansk, Jarkov o Donetsk, donde el ejército empleó armas pesadas y la aviación.
Hague, quien dirige la diplomacia de Reino Unido, uno de los países que apoyó protestas violentas de noviembre a febrero pasado contra el legítimo presidente Viktor Yanukovich, negó la presencia en el ejecutivo ucraniano de elementos extremistas.
Al formarse el gobierno interino ucraniano, en medio de la votación en un Parlamento custodiado por neofascistas armados, se repartieron cargos entre los principales protagonistas de las referidas protestas, incluido el ultraderechista partido Svaboda.
Desde Moscú, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, indicó que por años la UE ignoró el avance del fascismo cuyas estructuras reclutan cada vez a más seguidores.
Lavrov señaló que la tragedia ocurrida recientemente en Odesa, donde murieron al menos 46 personas en la Casa de los Sindicatos a manos de neofascistas, va más allá de marchas y discursos para convertirse en una manifestación de fascismo puro, denunció.
Tales declaraciones coinciden con el arribo a Varsovia del secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Anders Fogs Rasmussen, quien se reunirá allí con el primer ministro polaco, Donald Tusk, y el presidente Bronislaw Kamaroswski.
El gobierno de Polonia mostró satisfacción por la posible instalación allí de hasta 10 mil militares estadounidenses, bajo el pretexto de enfrentar una supuesta amenaza de Rusia que, a su vez, considera tal despliegue como un peligro para su seguridad nacional.

Comentarios con Facebook