Arresto de sacerdote estremece a iglesia católica en Puerto Rico

sacerdote-puertorico

San Juan, 13 may (PL) La iglesia católica puertorriqueña fue estremecida hoy con el arresto del sacerdote Israel Berríos por un caso de pedofilia contra un miembro de su antigua parroquia.
Berríos, quien fuera párroco de la iglesia San José en la municipalidad de Aibonito, en el centro montañoso de Puerto Rico, fue apresado en su residencia en el municipio de Naranjito, en la misma región, por agentes del el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, siglas en inglés).
El portavoz de ICE, Iván Ortiz, explicó que el arresto del sacerdote Berríos, quien está suspendido de sus funciones, se produjo porque un gran jurado federal emitió una orden en ese sentido.
Ortiz añadió que se trata de cuatro cargos por transportar a un menor para involucrarlo en actividades sexuales ilícitas, a las que lo indujo.
La detención del religioso católico se produje en medio de investigaciones conducidas por el Ministerio de Justicia de Puerto Rico que tienen como objetivo encausar a otros sacerdotes que presuntamente se involucraron en actividades de pedofilia.
Los hechos se produjeron entre 2007 y 2008 cuando el perjudicado, que ya es un adulto, tendría entre 14 y 15 años.
El obispo Rubén González, de la diócesis de Caguas, dijo que el propio sacerdote admitió haber incurrido en la conducta delictiva, por lo que tienen “certeza moral de que el hecho se cometió”.
Expuso que el caso llegó a su atención en enero de 2013, razón por la que se comunicó con la víctima, quien reconoció los hechos ocurridos en la parroquia de San José de Aibonito.
El jerarca religioso aclaró que cuando advinieron en conocimiento de lo ocurrido, tras la corroboración con la víctima y encarar al sacerdote, se procedió a su suspensión inmediata, por lo que al momento no tenía trabajo pastoral.
Berríos firmó una declaración en la que acepta los hechos, dijo, la que se remitió a la Congregación de la Fe en la Santa Sede, en Roma, para que procesara su expulsión, la que todavía no se ha culminado.
Esta es la primera vez que se arresta a un sacerdote en Puerto Rico por actividades de pedofilia, aunque se investigan varios casos.

Comentarios con Facebook