Obama busca recurso legal para cerrar prisión en Guantánamo

prisión en Guantánamo

Washington, 16 may (PL) El presidente Barack Obama busca persuadir al Congreso para levantar una prohibición legal de traer a presos de Guantánamo a Estados Unidos, informa hoy el diario The New York Times.
El rotativo neoyorquino afirma en su edición de este viernes que el  equipo legal de la administración Obama dijo al Congreso que si los detenidos de Guantánamo son trasladados a una prisión dentro del país, es poco probable que un tribunal ordene su puesta en libertad en suelo nacional.
El diario cita un informe de nueve páginas no clasificado en el que el Departamento de Justicia y el Pentágono expresaron confianza en que la ley existente proporciona una sólida protección de la seguridad nacional.
Agrega el documento que el Congreso también podría tomar medidas para reducir aún más cualquier riesgo legal de que los detenidos trasladados a territorio continental puedan ser puesto en libertad.
Bajo el plan gubernamental de cerrar la prisión, enclavada en territorio cubano ocupado por los estadounidenses contra la voluntad de las autoridades de ese país, los detenidos que por su peligrosidad se considera demasiado difícil de procesar para ser liberados, continuarían en detención indefinida en otro lugar.
En el primer mandato de Obama, agrega el Times, su equipo de seguridad nacional consideró enviarlos a una cárcel de alta seguridad en Standish, Michigan, o Thomson, Illinois, antes de que el Congreso prohibiera la transferencia de ellos a suelo nacional por cualquier razón.
El Departamento de Justicia estima que una transferencia así ocurriría sin poner en riesgo la seguridad nacional y que los detenidos bajo sospecha de terrorismo no disfrutarían de los mismos derechos legales que otros inmigrantes, incluida la capacidad de recibir asilo.
El informe gubernamental fue dado a conocer en respuesta a una cláusula en el proyecto de ley anual de defensa que busca la interpretación del Departamento de Justicia sobre derechos legales y asilo si los sospechosos de terrorismo detenidos en la base naval fueran a ser transferidos a Estados Unidos.
La clausura del reclusorio constituye una de las promesas electorales incumplidas que ayudaron a Barack Obama a llegar a la Casa Blanca en 2009.
El 28 de enero pasado, durante el discurso sobre el Estado de la Unión, el gobernante esgrimió que este año tiene la intención de cerrar el controvertido centro penal, lugar donde se han cometido torturas contra prisioneros, como demuestran varios informes y denuncias ante organismos internacionales.

Comentarios con Facebook