Candidatos españoles al Europarlamento a la caza de los indiferentes

parlamento_europeo_escanos

Madrid, 17 may (PL) Los candidatos españoles al Parlamento Europeo aprovechan hoy el último fin de semana antes de la votación para intentar atraer a un importante sector de indiferentes, superior al 40 por ciento según sondeos.
Contrariamente a la importancia de los comicios, por lo que representa la política aprobada por la Comunidad Europea para los países miembros, las elecciones del próximo 25 de mayo no acaban de conquistar el entusiasmo de los españoles.
Al margen del previsible abstencionismo, la proyección indica que la votación por los 25 asientos de España en el Europarlamento, se aprecia como prueba de los cambios del panorama político que, según investigaciones, indican el inicio del fin del llamado bipartidismo.
Así definen diversos sectores la alternancia en el poder durante los últimos años del derechista Partido Popular (PP) y el socialdemócrata Partido Socialista Obrero Español (PSOE).
Las elecciones deberán servir de referencia para conocer si son reales los vaticinios de los sondeos que auguran que en las elecciones generales de 2015 ninguna organización estará en capacidad de gobernar por si sola.
Ya se da por sentado que el gobernante PP perderá su mayoría absoluta, pero su principal opositor, el PSOE, tampoco lo logrará, ni Izquierda Unida (IU), la tercera fuerza política española.
Esta previsible situación abre entonces las opciones a alianzas para gobernar, aunque hasta el momento no existen definiciones, algo que quizás pueda comenzar a verse luego de la votación europea.
Hemos estado sufriendo, en huelgas, ocupando plazas, pero es insuficiente, afirmó entrevistado por Prensa Latina el eurodiputado Willy Meyer, quien consideró importante para cambiar las cosas votar y “pasar la tijera” el 25 de mayo al PP y al PSOE.
En su opinión los próximos comicios abrirán un ciclo electoral para finiquitar el bipartidismo en España, porque ambos partidos bajarán en votos, pues la gente es consciente que los dos son responsables de la crisis.
Según Meyer tras las elecciones autonómicas y municipales y las generales en 2015, IU tendrá fuerza suficiente para condicionar un proceso constituyente en España.
Ante la eventualidad que ninguna de esas organizaciones logre mayoría absoluta en las elecciones generales, considera posible una alianza PP-PSOE, algo que a fin de cuentas es un esquema aplicado en otros países europeos.
En el continente la derecha y la socialdemocracia gobiernan conjuntamente en más de 10 estados y en España, aseguró, hay una gran operación de un sector muy influyente del PSOE para preparar las condiciones de un gobierno de coalición con el PP.
Al respecto afirmó que esa opción cuenta con el respaldo del Rey, el cual, dijo, es consciente que si el bipartidismo cae, también caerá la monarquía porque debido al creciente sentimiento republicano. Para preservar la corona, agregó, el rey necesita una coalición de ese tipo.
En tanto, el proselitismo del PP y PSOE se mueve en un contexto de temas nacionales, algo que la izquierda les recrimina pues considera necesario presentar propuestas para cambiar la política europea, la cual considera responsable de la crisis actual.
Una atención particular resalta en los ataques al PP declaraciones de su cabeza de lista, Miguel Arias Cañete, quien al aludir a un debate televisado con Elena Valenciano del PSOE emitió consideraciones que destaparon una avalancha de acusaciones de machismo.
“El debate entre un hombre y una mujer es muy complicado, porque si haces un abuso de superioridad intelectual, o lo que sea, parece que eres un machista que está acorralando a una mujer indefensa”, dijo Cañete en una entrevista con Antena 3.
La afirmación puso pimienta al intercambio entre los dos partidos en una campaña opacada hoy por el triunfo futbolístico del Atlético de Madrid sobre Barcelona, que convocó en las calles mucha mayor participación que en los mítines proselitistas.

Comentarios con Facebook