Crisis del Barça debilita candidatura de España en Mundial de fútbol

futbol-barcelona-manager-tata-martino-

La Habana, 20 may (PL) La gran final de la Liga de Campeones del fútbol de Europa será protagonizada por dos clubes españoles, Real Madrid y Atlético de Madrid, aunque, paradójicamente, la candidatura de ese país ibérico al título mundial hace aguas.
En la Copa del Mundo de Brasil-2014, los vigentes campeones del mundo dependen en gran medida del talento, la frescura y las prestaciones físicas de los jugadores del FC Barcelona, entidad inmersa en una crisis de resultados tras una temporada para el olvido.
La columna vertebral de la Roja imbrica a cuatro futbolistas azulgranas en el centro del campo, junto al madridista Xabi Alonso, amén que Vicente del Bosque, seleccionador nacional, cuenta con variantes sólidas para cualquier emergencia.
Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Sergio Busquets y Cesc Fábregas son el cerebro genial, el motor, el constructor de rascacielos y el as bajo la manga de la selección; sin ellos en óptimo estado físico y mental, el famoso tiki-taka pierde calidad, técnica, imaginación, rapidez y, sobre todo, efectividad.
Ninguno de los cuatro se incluyó en el once ideal de la Liga española, en realidad ningún jugador del Barça hizo el grado en ese equipo ideal, algo insólito en la última década.
Irregularidad, apatía, lesiones o acomodamiento pudieran ser algunas de las causas de ese inaudito fenómeno, las cuales pudieran dar al traste con una eliminación temprana de España en la Copa del Mundo.
Nadie puede perder del horizonte la posibilidad de un enfrentamiento España-Brasil en octavos de final, en caso que los ibéricos ocupen la segunda posición del grupo B, donde militan junto a Holanda, Chile y Australia.
A todas estas hay que agregar la preocupante situación de la defensa española, en la cual los barcelonistas Gerard Piqué y Jordi Alba, dos ‘titularísimosâ€Ö en la selección, han atravesado por largos períodos de lesión, y para colmo el otro gran pilar, el madridista Sergio Ramos, vive una de sus peores temporadas.
Para colmo de males, el delantero Diego Costa (la gran adquisición) llegará entre algodones a la magna cita del balompié, tras jugar miles de minutos por la buena causa del Atlético de Madrid, en muchas ocasiones con molestias.
El brasileño nacionalizado español sufre una lesión de grado uno en el bíceps femoral de la pierna derecha, que lo mantendrá 15 días fuera de las canchas, y a priori es insustituible en su posición, porque la confianza de Del Bosque en otro delantero centro es nula, como quedó demostrado en las últimas competiciones con la utilización del polémico ‘falso 9â€Ö.
La paradoja es palmaria: aunque irremediablemente dos clubes españoles ocuparán el trono de la Champions (Atlético de Madrid o Real Madrid) y el de la Liga Europa (Sevilla), la selección absoluta irá al Mundial con varias interrogantes y preocupaciones.
Además, vale recordar que ningún país logró coronarse en dos Mundiales consecutivos en los últimos 50 años. Las excepciones fueron Brasil en 1958 y 1962, e Italia en 1934 y 1938.
Hoy restan 23 días para la inauguración de la Copa de Brasil-2014, prevista del 12 de junio al 13 de julio, día señalado para la gran final en el mítico estadio Maracaná.
El duelo de apertura enfrentará a los locales contra la escuadra de Croacia, en la Arena Corinthians de Sao Paulo. Un día después chocarán México-Camerún (grupo A), Chile-Australia y España-Holanda, un duelo entre los vigentes campeón y subtitular.

Comentarios con Facebook