Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*De “Cuello Blanco”

*Carcajadas de LARF

*Y buen Marchódromo

Así que ahora nuestro superior gobierno presume de ir detrás de algunos delincuentes de los llamados “de cuello blanco”, expertos en maniobras financieras ilegales marcadas con una constante manipulación y acumuladores de riqueza, muchas veces gracias a complicidades en el sector público, por lo general “aliados” del sistema y patrocinadores de campañas políticas bajo la mesa. Por ello ha sido posible que unos cuantos tengan fortunas inmensas, sólo algunas recogidas por el semanario Forbes, en donde nunca se ha mencionado a alguno de los ex presidentes más ladrones y si acaso sólo a sus descendientes, como los Alemán, en una nación depauperada y saqueada con criminales ascendentes. A ni un solo ex mandatario federal se le ha juzgado por prevaricación o peculado cuando, bien sabemos, la mayor parte incurrieron en estas conductas antisociales perpetrando sus lances gracias al descaro de la impunidad.

¿O van a decirme que echeverría, salinas, zedillo, los marihuaneros y hasta calderón, con todo y su carita de monaguillo regañado, no salieron más que multimillonarios de la Presidencia? Ellos fueron quienes pusieron en manos de sus socios no sólo privilegios inmensos, como la información sobre devaluaciones inminentes, para que acrecentaran sus capitales en un abrir y cerrar de ojos; y, or supuesto, tanta bondad no fue gratuita ni mucho menos. Al contrario: no sólo se llevaron grandes tajadas sino usaron a sus bien avenidos incondicionales como presta-nombres. Así, por ejemplo, echeverría utilizó a Mario Vázquez Raña para despojar al Coronel José García Valseca de la mayor organización periodística en América Latina.

Y así todos. En alguna ocasión, cuando me fue levantado el veto en la red de cafeterías que es, además, la más importante vendedora de libros, Carlos Slim Helú –quien, entre sus virtudes está el haber jugado la final del fútbol mexicano como si se tratara de un “solitario; con dos equipos del mismo redil-, me cuestionó acerca de mis críticas con relación a su cercanía con carlos salinas y sus alianzas más allá de lo meramente político:

–A ver: usted ha dicho que soy socio de salinas –me reclamó-. Deme alguna prueba de ello.

–Oiga, no traigo conmigo mis archivos pero si usted quiere los pondré en esta mesa cuando guste. Le doy un ejemplo: ¿acaso la señora Cecilia Occelli, esposa del señor salinas –en ese momento-, no es parte de la directiva de Sanborn’s?

–Bueno, eso es otra cosa. Es por simpatía no como una muestra de complicidad.

El hecho es que la señora en cuestión recibió acciones del consorcio mencionado como parte de los convenios para arreglar los desfases del finiquito de su matrimonio, tan escandaloso y violento. Por cierto, en el arreglo también se fue la residencia común con todo y la biblioteca que, por cierto, es equiparable a la de la mayor parte de los mandatarios de origen priísta; los panistas han preferido coleccionar reliquias, imágenes santas y pinturas religiosas con varios siglos, además de negocios prósperos que adquirieron a precios de regalo para cumplimentar a sus socios-cómplices.

Los calderón, por ejemplo, ávidos de seguir los pasos de martita, la de las “muchas faldas” quien logró que sus herederos se hicieran de la mayor línea de autobuses de México, la “Flecha Amarilla” adquiriendo cinco mil unidades nada menos, decidieron hacerse de una compañía aérea, precisamente Mexicana. Y planearon con Gastón Azcárraga Andrade, todos los pasos para llevarla a la quiebra, liquidándola de hecho, con el propósito inicial de salvarla con la menor inversión posible. Sólo que las cosas se les complicaron por la resistencia de los trabajadores y los intereses manifiestos de los dueños de otras compañías, como Interjet…de los Alemán, quienes aseguran que ya “desde antes” dominaban los cielos de México. ¿Alguien puede creer tal falacia?

Pues bien, el señor Azcárraga, al vencerse su vista de turista estadounidense, fue arraigado en Nueva York. No por ningún requerimiento judicial ni apercibimiento alguno por parte de las autoridades mexicanas; simplemente porque pasó a ser un “ilegal” más en la potencia del norte como tantos otros “espalda-mojadas”. Y con una fortuna en el bolsillo fruto de su presidencia en el Grupo Posadas, boyante en materia de hostelería.

Lo gracioso del caso es cuanto se sacó de la magna el señor Azcárraga, tío del mayor accionista de Televisa con quien, al parecer, no tiene relaciones de negocios; el “retenido”, en su momento álgido, alegó como recurso la posibilidad de solicitar el “asilo político”, esto es cual si fuese un perseguido del gobierno y no uno de sus mayores proveedores de acciones financieras de alto rendimiento, con un descaro tal que sólo los estadounidense pueden creer por cuanto a la mala fama de quienes ocupan puestos públicos en nuestro país. Sólo falta que los subversivos de Michoacán o Tamaulipas, armados gracias al contrabando que ejecuta el lagunero Jaime Camil Garza –uno de los grandes “intocables” de cuello blanco-, se sientan aparejados con uno de los mayores multimillonarios de México “reprimido”, según él, por las autoridades con las cuales se coludió decenas de veces.

De quedarse las cosas en este punto –como me temo- o ser objeto de una concertada extradición tan venial como las que antes posibilitaron la libertad automática de secuaces como Óscar Espinosa Villarreal, Ángel Isidoro Rodríguez “El Divino” y muchos más beneficiados por el “síndrome Ibarrola” –así bautizado por este columnista en homenaje a Eduardo Ibarrola Nicolín, experto que fue en la PGR y la Cancillería para dejar lagunas jurídicas suficientes y colapsar los procesos criminales a favor de los “protegidos”-. Las truculencias no hacen sino empezar en este punto totalmente inaceptable.

¿Y eso es todo? Entonces, dónde dejamos al criminal Germán Larrea Mota-Velasco, quien encabeza al Grupo México -¿por qué ostenta el nombre de esta nación para realizar sus tropelías?-, responsable de las muertes de, cuando menos, setenta y cinco mineros, antes y después de las explosiones de Pasta de Conchos, en Coahuila. Y por un camino similar camina Alberto Baillères González, con una fortuna calculada en 12, 400 millones de dólares, dos mil trescientos millones menos que Larrea –a quien podría quitarse la primera sílaba y cambiarla por “di”-, e igualmente enriquecido, en parte, por sus empresas mineras aunque en este caso ha preferido diversificarse.

Acaso, por ello mismo, Larrea esconde su rostro –como si se tratara de un “capo”-, elude a la prensa y optó por convertirse en empresario ferrocarrilero –de Ferromex- anunciándose profusamente como falso “altruista” –los fariseos de la Biblia-, al proyectar lo que él llama “El Vagón de la Salud”, bajo el supuesto de atender a poblaciones por donde pasan las vías férreas y estaciones abandonadas, sin que jamás se haya preocupado por atender socialmente a sus mineros. Aberración pura.

Igualmente, en Michoacán, el comisionado Alfredo Castillo Cervantes, asegura que ha puesto interés en los delincuentes de “cuello blanco” quienes han hecho inmensas fortunas a partir del lavado de dinero y otras acciones especulativas, siempre con dinero de los cárteles, y se ufanan de ser miembros de la impoluta “alta sociedad” de la región. Claro, hasta los “capos” con rostros e historias más ocultas –los que de verdad mandan-, ya forman parte del grupo por lo cual no podemos sopesar si las declaraciones del funcionario fueron sólo un exabrupto o si va en serio la persecución contra los peores. Por los precedentes, lo dudamos, pero nos encantaría equivocarnos.

No es razonable acumular miles de millones de dólares en una comunidad nacional en donde la mayor parte está en situación de emergencia, sin satisfactores ni poder adquisitivo. Recuerdo, sobre este punto, lo que también me dijo Carlos Slim, acaso con mayor coherencia que muchos de los miembros de la clase política, considerando a todos los partidos:

–No queremos que haya pobres en México; sería una contradicción, una paradoja. Si no hay quien compre, ¿a quién les vamos a vender? Necesitamos crear, en lugar de una sociedad de consumo, una gran comunidad de bienestar para que todos cuenten con recursos suficientes para adquirir lo útil y no la basura tan bien propagada por las campañas publicitarias.

Y, conste, lo dijo antes de entrar en pleito con Televisa. La verdad, me pareció bastante razonable el criterio… pero inaplicable mientras viva en el espíritu gobernante la flama del histrionismo que conduce a la demagogia.

Debate

No puede admitirse la burla abierta con la cual el ex gobernador de Aguascalientes, el todavía “panista” Luis Armando Reynoso Femat –vergüenza hasta para sus correligionarios como el actual alcalde de la capital de su entidad, Juan Antonio Martín del Campo y el senador Martín Orozco Sandoval con quienes conversé el pasado 2 de mayo, el día en que fue aprehendido Reynoso a la salida de la Monumental Plaza de Toros-, enfrenta el proceso que le señala por prevaricación –ya hemos dado una pequeña lista d sus latrocinios-, y ahora gana amparos como si se tratara de conquistar más faldas… o pantaloncillos. Para todo le proveía Carolina Rincón Silva, su supuesta directora de Comunicación Social y más bien su agente para la trata de efebos y niñas al más puro estilo del pederasta de Cancún, Jean Succar Kuri.

Pero, claro, no hay memoria. Por ello continúa, en funciones legislativas de alto rango, el abusador de menores emilio gamboa patrón –mencionado varias veces en el expediente sobre los clientes de Succar Kuri-, y otros más politicastros como el inefable ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, alias “el gober precioso”. Ninguna justicia ha caído sobre ellos y, ahora, además debe soportarse la burla de Reynoso Femat, liberado con una fianza de treinta millones de pesos. Un insulto a la inteligencia.

¿Cuál es, entonces, la diferencia con los casos del tabasqueño Granier Melo y el michoacano, Jesús Reyna García?¿Qué ofreció, debajo del agua, el panista Reynoso, defendido por el desaparecido IFE –ahora INE en el éxtasis de la imaginación-, a las autoridades estatales y federales, para salir tan campante y repartiendo sonrisas de la prisión en donde permaneció nueve días? Pareciera que la clave está en los grados de complicidad entre los funcionarios de alta envergadura. Por ejemplo, los Moreira, entre otros, no parecen inquietos.

La Anécdota

Ya viene Brasil y la presidenta de ese país, Dilma Vana Rousseff, nacida en diciembre de 1947 –esto es recién terminada la Segunda Guerra Mundial-, asegura que permitirá manifestaciones, siempre y cuando NO afecten al inminente Mundial de fútbol. Tal parece la prioridad número uno sobre la miseria de millones de habitantes en el abandono y quienes no tienen siquiera para comprarse un balón de hule.

Lo que debió hacerse, con tiempo, es construir, al otro lado de las instalaciones deportivas, un “Marchódromo”, de las dimensiones del “Zambódromo” requerido en las carnestolendas, para encerrar allí a las manifestaciones desbordadas. Y no sería mala idea hacer otro tanto en la ciudad de México… para liberar las presiones sobre el Zócalo, por ahora rebosante del tianguis de las naciones “amigas”. ¿Cuáles serán las “enemigas”? Hagan apuestas, amigos lectores.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Web: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yaho.com

SIGUE SIENDO UN MISTERIO LA RAZÓN POR LA CUAL, EN MÉXICO, SUBSISTE LA MISERIA EXTREMA CUANDO, AL MISMO TIEMPO, CONTAMOS CON UNA PEQUEÑA PLÉYADE QUE INTEGRA A ALGUNOS DE LOS MAYORES MULTIMILLONARIOS DEL PLANETA. TIENEN EMPRESAS SUPUESTAMENTE EN EL FILO DE LA QUIEBRA, SEGÚN DICEN, PERO SON INMENSAMENTE RICOS. SU BUENA ESTRELLA COMENZÓ CUANDO SAQUEARON LOS BANCOS MEXICANOS, EN 1982, Y RECIBIERON, ADEMÁS, INDEMNIZACIONES JUGOSAS –ME REFIERO A LOS BANQUEROS DESPUÉS DE LA EXPROPIACIÓN-. ¿NO QUIERE DECIR TODO ESTO QUE NOS HAN ENGAÑADO TANTAS VECES COMO LES HA DADO LA GANA? DE SER ASÍ, COMO ES, ¿CUÁNTAS MENTIRAS MÁS HABREMOS DE ASIMILAR?

Comentarios con Facebook