Muere otro niño de trágico accidente en Colombia

muerte de niño

Bogotá, 23 may (PL) Uno de los niños que permanecía grave tras el trágico accidente del domingo último en el departamento colombiano del Magdalena, donde murieron otros 31 menores, falleció hoy por las quemaduras que afectaron el 90 por ciento de su cuerpo.
Después de cinco días en cuidados intensivos en el Hospital Adelita de Char de Barranquilla, el pequeño, de siete años, sufrió un paro cardiorrespiratorio.
La desolación y la tristeza en el municipio de Fundación, donde se registró el siniestro, sigue embargando a los familiares y vecinos, a la espera de que las autoridades identifiquen a las víctimas para realizar las honras fúnebres colectivas, mientras otros padres permanecen en vilo por el grave estado de sus pequeños.
La vida de los niños, cuyas edades oscilaban entre dos y 12 años, se apagó en pocos segundos cuando al filo del mediodía del domingo, según relato de testigos, quedaron atrapados en un bus envuelto en llamas tras una explosión.
Aunque al principio se informó de 33 muertos, uno de ellos adulto, el Instituto de Medicina Legal de Barranquilla confirmó que recibió 31 cuerpos.
De acuerdo con reportes de prensa, el conductor del autobús, Jaime Gutiérrez, permanece tras las rejas y la Fiscalía estaría imputando, de acuerdo con las evidencias recopiladas, el delito de homicidio doloso y podría enfrentar una condena de 60 años.
Según la investigación, la situación de Gutiérrez se agrava por varios delitos, entre ellos el de no portar licencia, que el automotor no contara con el seguro obligatorio, ni con la revisión tecnomecánica.
A eso se añade que, siendo mecánico, tenía conocimiento automotriz y sabía del riesgo de manipular la carburación del vehículo con la utilización de combustible.
También fue aprehendido el integrante de la iglesia Pentecostal Manuel Salvador Ibarra, a la que pertenecían los niños, quien fue el encargado de contratar los servicios del bus.

Comentarios con Facebook