Farmacéuticos estadounidenses preocupados por Trump

Washington, 6 ene (PL) Una creciente preocupación en el sector farmacéutico estadounidense agranda hoy sus niveles debido a la decisión del gobierno de Donald Trump de hacer cumplir leyes federales en cuanto a la marihuana.
Ese plan afecta a usuarios, pacientes, médicos y empresas previamente alentados por el creciente número de estados que legalizan esa droga.
Los cultivadores y vendedores de cannabis, así como las instituciones financieras que los apoyan están ahora amenazados por la medida, dijeron economistas.
Sin embargo, el tema en cuestión apunta a la falta de claridad sobre cuán estrictamente se aplicarán las leyes federales anti-marihuana, pues ello dificultaría nuevos emprendimientos.
Reportes del sector recuerdan este fin de semana que se trata de una industria que en los Estados Unidos mueve aproximadamente siete mil millones de dólares por año.
En esa cuerda, el fiscal general, Jeff Sessions, anuló esta semana las políticas del gobierno de Barack Obama que dejaban en claro que el gobierno federal no desafiaría las leyes locales contrarias a los estatutos federales contra la hierba.
Sessions llamó a los 94 fiscales estadounidenses de todo el país a hacer cumplir las leyes federales, que clasifican a la marihuana como un narcótico peligroso, igual que la heroína.
De ahí que la industria del tema esté muy preocupada, incluidos aquellos en los 29 estados y el distrito de Columbia que pueden comprar marihuana para uso medicinal.
También afectaría a personas en los seis estados que comenzaron a producir y vender marihuana para uso recreativo, tal y como lo reconoció el director político de Norml, Justin Strekal.
Norml constituye el “lobby” nacional clave para reformar las leyes sobre esta droga.
Los vendedores en los seis estados del oeste que iniciaron las ventas recreativas (Colorado, Washington, Oregón, Nevada, Alaska y California), mostraron durante esta jornada desconcierto al respecto.
En Arkansas, que está en el proceso de presentar una industria de marihuana medicinal este año, Scott Hardin, portavoz del departamento de finanzas del estado, dijo que para ellos la decisión de Sessions no cambia sus ideas.
Añadió que decidieron seguir adelante, cuando esperan que al menos 30 mil personas se inscriban para la marihuana medicinal.
La decisión hizo que las acciones de las empresas de la industria de la marihuana que cotizan en bolsa, en su mayoría cultivadores industriales de cannabis, bajaran entre 13 y 31 por ciento.

Deja tu comentario