MegalópolisVolver a Megalópolis

ALDF conmemorará el 10 de junio de 1971

2012-12-31_56_1

“Es necesario reconocer y honrar a las personas que ofrendaron su vida por causas nobles y estadistas, quienes en contra de la farsa democrática fueron reprimidos quitándoles la vida en aquellas manifestaciones del pasado 10 de junio de 1971”. Esas fueron las palabras que el Diputado Manuel Alejandro Robles Gómez señaló en el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), a fin de conmemorar los eventos ocurridos durante la administración presidencial del Priista Luis Echeverría.

A su vez, el diputado Robles Gómez, exhortó al presidente constitucional  de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto; al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera; y  al presidente de la mesa Directiva de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), a izar la bandera nacional a media asta del Zócalo capitalino, con el objetivo de recordar el genocidio y la masacre de ese día, obteniendo como resolución, la aprobación del órgano legislativo.

“La lucha por la libertad de expresión contra la farsa democrática y la represión a movimientos populares, costó miles de vidas; entre ellas, la de los estudiantes que se manifestaron el 10 de julio de 1971”, estableció el Diputado.

Indicó, que a pesar de que la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del pasado, tanto como el regente de la Ciudad de México, Alfonso Martínez Domínguez, y Julio Sánchez Vargas, procurador general, hayan negado la existencia de los Halcones, reveló que existe una versión oficial  que sostiene que elementos del ejército, resguardaron el Palacio Nacional y el entonces presidente Luis Echeverría anunció una investigación sobre la matanza, afirmando  que castigarían a los culpables.

“Estos hechos son trágicos, injustos y característicos  de los gobiernos de la época (…) la ahora inexistente Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos, abrió una investigación contra Echeverría por el delito de genocidio; sin embargo, la justicia desestimó el cargo y eximió al expresidente, funcionarios y jefes militares implicados en la causa”.

Finalizando con la invitación a Miguel Ángel Mancera y Enrique Peña Nieto a conmemorar a quienes murieron en un proceso de abuso y represión de lo que  inició como una manifestación masiva en apoyo a la lucha por la autonomía de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, señaló que recordar a estas personas,  es recordar a las miles de familias que sufrieron y sufren a sus familiares.

“Las personas con conciencia, humana y social, saben lo que sucedió, por lo que es pertinente rendirles un homenaje solemne. A pesar de que eso jamás reparará el daño ocasionado a sus familias, recordar  su honor, es sinónimo de la libertad y los derechos que se gozan a partir de 1997 en el Distrito Federal,” indicó el diputado Manuel Alejandro Robles.

Comentarios con Facebook