EE.UU. perderá en Afganistán siete mil millones de dólares en equipos

misileseeuu-e1331727567649

Washington, 20 jun (PL) Estados Unidos destruirá o abandonará en Afganistán equipos militares por un valor superior a los siete mil millones de dólares tras la retirada del grueso de sus fuerzas en 2014, informaron hoy medios de prensa.

Ante la premura por la salida de las tropas, los militares norteamericanos han destruído hasta la fecha alrededor de 77 mil toneladas de vehículos y otros equipos, un esfuerzo masivo sin precedentes en la historia de las fuerzas armadas del país norteño.

Cerca de 20 por ciento de los equipos enviados a territorio afgano serán desmantelados porque ya resultan obsoletos o debido a los altos costos de su retorno.

Estas actividades de desmantelamiento transcurren bajo un estricto hermetismo, mientras tiene lugar un debate en el Pentágono acerca de qué hacer con los medios que no regresarán a Estados Unidos, señala este jueves el diario The Washington Post.

Su donación a Afganistán sería un problema difícil de resolver debido a las reglas complicadas que regulan las entregas a otros países, además de que existe preocupación de que los militares de esa nación sean incapaces de darle el mantenimiento adecuado.

Algunos equipos pueden ser vendidos o donados a países aliados, pero sería muy difícil retirarlos de las zonas de guerra, por lo que serán cortados en pedazos y vendidos a precios irrisorios como chatarra en el mercado afgano, lo que pone en dudas la seriedad del Pentágono en asuntos fiscales, agrega el Post.

Uno de los más controversiales aspectos de este proceso es la destrucción de más de dos mil vehículos antiminas de protección contra emboscadas, conocidos por las siglas MRAP, cada uno de los cuales cuesta más de un millón de dólares.

El general Martin Dempsey, presidente de la Junta de jefes de Estado Mayor de Estados Unidos, expresó en abril pasado su conformidad con mantener entre ocho mil y 12 mil soldados norteamericanos y aliados en Afganistán tras la retirada de la mayoría de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en 2014.

Alrededor de 66 mil militares estadounidenses están desplegados actualmente en territorio afgano y la Casa Blanca espera reducir esa agrupación de forma progresiva en los próximos meses.

Desde que Estados Unidos inició la guerra contra Afganistán en octubre de 2001, unos dos mil 220 norteamericanos murieron en ese país, y otros 17 mil 644 resultaron heridos, mientras el costo total aproximado de la contienda para Washington rebasa el billón de dólares, según datos oficiales.

misileseeuu-e1331727567649

Comentarios con Facebook