Republicanos en EE.UU. dan pocas posibilidades a reforma migratoria

eua-fraude-migratorio

eua-fraude-migratorio

 

Washington, 26 jun (PL) Los principales dirigentes republicanos en el Congreso estadounidense dan pocas posibilidades a que un proyecto de reforma migratoria se convierta en ley este año, indican hoy analistas del tema.

Las posibilidades de que una iniciativa de inmigración se convierta en ley este año es muy remota, dijo Ron Bonjean, un estratega republicano, quien anteriormente se desempeñó como asistente en el Senado y la Cámara de Representantes.

El estudioso llegó a esa conclusión tras valorar las posiciones de los líderes de ese partido en el Congreso y las contradicciones existentes entre el Senado y la Cámara baja a la hora de abordar el asunto migratorio.

Según declaraciones a medios de prensa, los líderes republicanos en el Senado votarán en contra del proyecto de reforma esta semana, lo que disminuirá las posibilidades de que el presidente Barack Obama firme una ley este año.

Esto disminuirá las presiones sobre el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner (por Ohio), quien luego del voto del Senado debería programar una votación en esa instancia sobre el plan de sus colegas.

Boehner, quien ha sido crítico de la legislación bipartidista de la Cámara alta, eludiría responsabilidades recurriendo a la llamada Regla de Hastert, la cual establece que una votación necesita el respaldo de la mayoría de los miembros de su caucus republicano.

Ningún dirigente republicano apoyó el lunes pasado una enmienda para aumentar el número de agentes de patrulla fronteriza y la ampliación del muro a lo largo de la línea México-Estados Unidos.

El senador Mitch McConnell (republicano por Kentucky), principal figura opositora en esa instancia marcó la pauta al declarar que la legislación no garantiza la seguridad fronteriza antes de conceder a millones de inmigrantes indocumentados un camino a la ciudadanía.

Por lo pronto, el Senado debe aprobar este miércoles una enmienda que aumenta la vigilancia en la frontera sur, como parte de las condiciones para aprobar en la Cámara alta una reforma migratoria global antes del fin de semana.

El voto del cambio propuesto por los senadores republicanos John Hoeven, de Dakota del Norte, y Bob Corker, de Tennessee, pasó su prueba de fuego el lunes, cuando el Senado aprobó, 67-27, una moción para limitar el debate de la misma.

Entre otros elementos, la enmienda duplica a 40 mil el número de agentes fronterizos hasta 2019, ordena la construcción de un muro de mil 126 kilómetros, y refuerza la vigilancia con aviones no tripulados y demás equipos de alta tecnología.

Para que el plan reformado del panel bipartidista (S-744) pueda ser sometido a un voto definitivo en la Cámara alta, los senadores deben primero votar hoy sobre una moción para limitar el debate a un máximo de 30 horas, un voto de procedimiento clave para avanzar.

Comentarios con Facebook