MegalópolisVolver a Megalópolis

INSTRUYE CENTRO VERDE EN CONTROL DE PLAGAS DE JARDÍN

IMG_5728121211111
Pulgón, caracoles y los llamados cara de niño son los bichos más comunes

 En esta temporada de calor es común la proliferación de “bichos” en el jardín o plantas del hogar que pueden causar su muerte, por lo que el Centro Verde Azcapotzalco imparte de manera gratuita el curso Control de plagas para que vecinos identifiquen los diferentes tipos que atacan a la vegetación y utilicen remedios ecológicos para combatirlas.

 

 El Jefe Delegacional Sergio Palacios Trejo comentó que a pesar de que estas plagas no representan ningún peligro mortal o de enfermedad grave, algunos de estos animales producen ciertas afecciones en la piel, además de causar serios problemas a los vegetales u hortalizas.

 

En esta temporada en que el calor es muy intenso proliferan un número mayor de plagas, por ello la invitación a este curso que imparte el Centro Verde para que conozcan e identifiquen los tipos y cómo combatirlos de una forma barata y ecológica”, detalló Sergio Palacios.

 

 El curso Control de plagas se imparte de manera mensual y se enseña a los vecinos las 12 plagas más comunes en las plantas de jardín, como el pulgón, que es el insecto más común y se alimenta de las hojas, así como las hormigas, caracoles, gusanos y grillo-topos llamados usualmente cara de niños, que se alimentan de los tallos o se encuentran en la tierra y que llegan causar la muerte del vegetal.

 

Por ejemplo, los cara de niño se reproducen fácilmente en los lugares húmedos por eso los encontramos debajo de la tierra y en temporada de lluvia llegan a ser demasiados, además contrario a lo que se piensa, no son animales venenosos que puedan causarnos la muerte; si llegan a picarnos pueden causarnos ardor o inflamación, como el piquete de una abeja y para combatirlos basta con verter agua con jabón”, expresó Bladimir Galván, instructor del curso.

 

 Asimismo algunos otros “tips” para atacar otras plagas están, poner una taza con cerveza enterrada a un costado de la planta pero sin cubrir la parte superior, a los caracoles les atrae el olor y se ahogan; otro es poner pieles de cebolla repartidas por el suelo para que actúen como repelente a las arañas rojas, insecto que daña las hojas.

Comentarios con Facebook