LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Cumbre Mercosur: solidaridad e integración con visión de futuro

Mercosur-logo

Montevideo, 9 jul (PL) La solidaridad regional con el presidente boliviano, Evo Morales, y la reivindicación del derecho de asilo estarán presentes en la Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), que sesionará aquí este viernes.
El tema surgió tras la negativa de permiso de aterrizaje y sobrevuelo del avión presidencial boliviano -en ruta entre Moscú y La Paz- por varios países europeos en un intento por capturar al exanalista de la CIA Edward Snowden.      Las medidas fueron condenadas enfáticamente por mandatarios latinoamericanos en una reunión en Cochabamba, Bolivia, de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y luego en un comunicado del Mercosur.
Entrevistado al respecto por Prensa Latina, el diplomático uruguayo Kintto Lucas dijo que es importante reforzar esa solidaridad con el presidente Morales, repudiar lo ocurrido y pedir explicaciones a Europa.
Lucas, embajador itinerante para Unasur, Celac y el ALBA, destacó además la necesidad de reivindicar el derecho de asilo que tienen los países.
Recordó que algunos países que ofrecieron o están dispuestos a brindar asilo a Snowden pertenecen o están asociados al Mercosur, por lo que se tendrá que establecer claramente ese derecho de otorgar asilo humanitario.
Lucas sostuvo, sin embargo, que la agenda fundamental abarcará la consolidación del Mercosur como organismo de integración y su proyección hacia el futuro.
Apuntó que el bloque busca transformarse más allá de un mecanismo inicial de integración aduanera de cuatro países para proyectarse hacia América del Sur y América Latina, “uniendo, de alguna forma, el Atlántico con el Pacífico y el Caribe”.
Subrayó en ese sentido una visión distinta del bloque, de complementación, de integración, y no sólo de aranceles y de libre comercio.
Esta cumbre puede repotenciarse con la participación de otros países, como Bolivia y Ecuador, pero también con un Mercosur mirando hacia Suramérica y, después, uno mucho más amplio, que englobe a América Latina, señaló Lucas.
Auguró que, en algún momento, el bloque se podría transformar en un verdadero brazo económico-comercial de Unasur. Luego, agregó, al lograrse un verdadero puente con el ALBA, lo sería de toda América Latina.
Lucas consideró fundamental la presencia de otros países en la cumbre, incluidos los invitados como Cuba y México, y de Venezuela, miembro nuevo que asume la presidencia, lo que demuestra -dijo- la capacidad del Mercosur de abrir sus puertas.

Comentarios con Facebook