EL PRÓXIMO PRESUPUESTO PARA EL CAMPO DEBE SER SUPERIOR A LOS 313 MIL 790 MILLONES DE PESOS: FRCTM

Necesario construir un programa emergente para garantizar que los pequeños productores del país tengan acceso a los fertilizantes, asesoría técnica, tecnología y semillas mejoradas que permitan incrementar la productividad y disminuir las importaciones de granos y oleaginosas.

En estos renglones  durante 2012 fueron superiores a los 10 mil 597 millones de dólares, 21.7 por ciento más a las registradas en 2011, señaló Juan Rojas Pérez, secretario general Frente Revolucionario de Campesinos y Trabajadores de México (FRCTM).

En el marco de su XXI Asamblea General en la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional,  destacó que si bien es cierto que durante el primer semestre del años  el promedio de compras de granos y oleaginosas registra una caída con respecto al mismo periodo del año pasado, es necesaria una reorientación de los programas, el aumento de los recursos y la simplificación para su entrega.

Consideró que el próximo  presupuesto que se destine al campo a través del Programa Especial Concurrente (PEC) debe ser superior a los 313 mil 790 millones de pesos del 2013, y estar acompañado con un cambio de políticas para alcanzar  la competitividad pues es imposible competir cuando los productores agropecuarios de Estados Unidos reciben alrededor de siete mil dólares anuales de subsidio por parte de su gobierno, y en el caso de México, el apoyo es de alrededor de setecientos dólares anuales.

Destacó las ventajas de su principal socio comercial que es el vecino país del norte de donde provienen más del 85 por ciento de las importaciones, pues mientras en ese país por cada 2.5 campesinos se tiene un tractor agrícola, en México es por cada cien.

“Estamos totalmente en desventaja, no hay duda que de manera paulatina nuestros socios comerciales  inundarán nuestro mercado nacional con productos de ínfima calidad a precios muy bajos, pero si nos confiamos y pensamos que esto es lo mejor para México estamos equivocados, ya que una vez que los monopolios extranjeros se apoderen de nuestros mercados y dejemos de producir estos alimentos básicos, nos asestarán un golpe en el alza de los precios”, advirtió.

Consideró que para mitigar este problema, es necesario impulsar grupos de productores a nivel nacional e inyectar recursos y respaldo a través de instituciones como la de Apoyos y Servicios a la Comercialización  “Aserca”, para abrir canales tanto nacional como internacional de compradores y con esto cerrarles el paso a los monopolios que pagan muy barato la producción primaria.

Calificó de acertada la decisión del gobierno federal de impulsar la producción de fertilizantes con el propósito de abaratarlos, tomando en cuenta que esta industria es estratégica para producir los alimentos de los mexicanos.

Llamó a los legisladores a autorizar apoyos emergentes para lograr la mecanización del campo mexicano, el apoyo financiero a través de la banca de desarrollo para que los créditos sean baratos y tasas preferenciales.

Juan Rojas consideró que instituciones como la Secretaría de Agricultura tienen que robustecer los apoyos a los proyectos pecuarios, agrícolas, y acuícolas ya que es esencial promover en el campo la micro y macro-industria que manejen y administren los propios campesinos, para por una parte aumentar la producción agrícola y de manera paralela crear los empleos que se requieren en el campo, y robustecer la cadena de valor.

Por otra parte dijo que si bien la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), maneja programas sustantivos para la creación de empleos, en el campo y comunidades agrarias en el país, es necesario dotarla de más recursos económicos para beneficiar más gente pobre con iniciativa.

Finalmente destacó que es importante ir sustituyendo programas asistencialistas por programas de ayuda para ejecutar proyectos productivos pues sólo así México lograra disminuir su dependencia alimentaria que es casi del 50 por ciento.

Comentarios con Facebook