PIDEN A SFP INVESTIGAR Y SANCIONAR A RESPONSABLES DE ERRORES ORTOGRÁFICOS EN LIBROS DE TEXTO

Libros-de-texto-gratuitos

Legisladores del PRD solicitaron la intervención de la Secretaría de la Función Pública (SFP), a efecto de investigar y sancionar a quienes resulten responsables de los 117 errores ortográficos hallados en los libros de texto gratuitos que se repartirán en el ciclo escolar 2013-2014.

Los diputados locales Esthela Damián, Efraín Morales y Daniel Ordóñez, así como el diputado federal Carlos Augusto Morales, anunciaron que también pedirán que la SFP realice una auditoria al proceso de elaboración de los alrededor de 238 millones de libros de texto gratuitos.

Urgieron a fincar las responsabilidades administrativas que correspondan a los servidores públicos que no desarrollaron su trabajo de manera adecuada, en perjuicio de los estudiantes de educación básica del país.

“Hay responsabilidad tanto de las autoridades educativas de la pasada administración como en la que hoy encabeza Emilio Chuayffet en la SEP; los primeros por no realizar correctamente su trabajo y no detectar de manera oportuna los errores ortográficos, y los segundos por cruzar los brazos, no hacer nada y limitarse a culpar de esas fallas a quienes les antecedieron en el cargo”.

Los legisladores locales y federales del PRD consideraron sumamente delicado que no se haya hecho nada para resolver el problema en el momento adecuado, por lo que ventilarán el caso en puntos de acuerdo que presentarán en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y en la ALDF, “haremos un llamado para que la Secretaría de la Función Pública deslinde responsabilidades, identifique a los responsables y aplique las sanciones que correspondan”.

Asimismo, aseguraron que los 117 errores de ortografía en los libros de texto gratuitos expone el poco empeño que hay en la SEP por hacer bien las cosas, y recordaron que algo similar ocurrió con la licitación para adquirir 240 mil computadoras portátiles.

“Esta es una muestra más de que las autoridades educativas no trabajan con el profesionalismo que su alta responsabilidad requiere. No es meramente un asunto administrativo como ocurrió con el programa piloto para adquirir laptops para alumnos de quinto y sexto años de primaria, sino también académico. Estamos ante una afectación académica y por supuesto que debe haber responsables, no es cualquier cosa que se enseñe a los niños con libros mal hechos”.

Recordaron que en 2010 el investigador Raúl Alva,  integrante de los Consejos Consultivos interinstitucionales que fueron creados para  revisar los libros de texto, advirtió a la Secretaria de Educación Pública de los errores y pidió no hacer entrega de los libros. Tan sólo en el texto de Ciencias Naturales se encontraron en ese momento cerca de dos centenas de fallas conceptuales o de enfoque didáctico.

Coincidieron en que son errores imperdonables, que no se pueden tolerar en el ámbito de la administración pública, ya que significan deméritos en el sector educativo, “tiene que haber responsables, deben responder por este grave error”.

Comentarios con Facebook