LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Agresiones contra periodistas en acontecer guatemalteco esta semana

camarografo

Guatemala, 17 ago (PL) Las agresiones contra periodistas centraron el panorama noticioso de Guatemala esta semana, cuando fue baleado Fredy Rojas, reportero de Radio Sonora en Suchitepéquez (suroeste), quien hoy permanece hospitalizado.

Del 1 de enero al 15 de agosto del 2013 se han registrado 19 casos de ataques contra comunicadores, número mayor al reportado durante igual período de 2012, confirmó Brenda Hernández, del Departamento de Verificación de la Unidad de Protección a Defensores de Derechos Humanos.

El acto de violencia de este tipo más reciente ocurrió el jueves último cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta dispararon contra la residencia de Vernick Gudiel, jefe de la Unidad de Investigación del diario local El Periódico.

Según el presidente de ese medio informativo, José Rubén Zamora, él también fue intimidado el viernes pasado por agentes de la Policía Nacional Civil que intentaron allanar su casa.

Sin embargo, la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos y el Ministerio de Gobernación (Interior) publicaron un comunicado en el cual afirman que tales denuncias de Zamora son “una manipulación de los hechos para crear un sentido de victimización”.

El homicidio del locutor Luis Lima, de 68 años, el 6 de agosto anterior se sumó a la lista de tres ultimados durante el año en curso en Guatemala.

Ya suman 14 los comunicadores asesinados en este país desde el 2007, indicó el Observatorio de los Periodistas del Centro de Reportes Informativos de Guatemala.

Paralelo a las acciones violentas contra periodistas, miles de guatemaltecos veneraron a la Virgen de la Asunción, patrona de esta ciudad, a quien se le dedicó una serenata, una misa y un desfile por las calles de esta capital hasta ingresar en la Catedral Metropolitana.

Durante la homilía del pasado 15 de agosto, el Arzobispo Metropolitano, Oscar Vian, manifestó como defectos de algunos capitalinos el cometer robos, asesinatos, extorsiones y corrupción.

El lugar de mayor concurrencia ese día fue la popular Feria de Jocotenango, ubicada en la zona dos de esta urbe.

Para los nacionales o extranjeros resultó estrecha la avenida Simeón Cañas y el Hipódromo del Norte, abarrotados de vendedores y establecimientos donde se expendían tacos, torrejas, buñuelos, pepián (caldo típico), manzanas acarameladas y mucho más.

Jocotenango (tierra de ciruelas) era un pequeño pueblo vecino de La Antigua Guatemala, 45 kilómetros al oeste de aquí, donde homenajeaban cada 15 de agosto a su patrona: La Virgen de la Asunción.

Comentarios con Facebook