LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Colombia en paro, manifestantes piden al Estado cumplir lo prometido

image_content_high_37971539_20130227193943

Bogotá, 22 ago (PL) El paro agrario y popular en Colombia continúa indetenible en todo el país mientras los manifestantes exigen al Gobierno cumplir sus promesas y buscar soluciones a sus problemas.

Miles de personas expresan su inconformidad por la situación en la que el Estado “ha sumido al país por la imposición de sus nefastas, antisindicales y antipopulares políticas que en todos los órdenes no hacen más que aplicar el recetario neoliberal imperialista”.

Colombia ya no aguanta más, necesitamos soluciones urgentes, afirman los manifestantes entre los que se encuentran cultivadores de papa, arroz, café, maíz, algodón, camioneros, mineros, maestros, estudiantes, médicos.

A pesar del gran despliegue de la fuerza pública, que ha reprimido fuertemente las protestas, las autoridades no han podido impedir que miles de personas salgan a la calle. La situación más crítica continúa en Boyacá, Nariño, Risaralda, Huila y también en Bogotá.

“Lo único que le pedimos al Gobierno es que se siente a negociar”, subrayan los campesinos del norte de Antioquia.

En declaraciones al diario El Colombiano, Edilberto Gómez, coordinador de la Asociación de Campesinos de Ituango, explicó que los labriegos se pronuncian por condiciones básicas en la salud, infraestructura y con especial énfasis en la relación del proyecto Hidroituango con las comunidades.

Cada uno con sus razones, los campesinos se pronuncian por mayor acceso a la tierra e insumos, los camioneros piden bajar el alto precio del combustible, los mineros artesanales que se les reconozca y se respeten los modelos de formalización de los códigos del estatuto minero, y todos unidos piden detener los Tratados de Libre Comercio.

Unos TLC, afirma la Central Unitaria de Trabajadores, que están acabando con el campo y la producción nacional, encarecen los precios de la canasta familiar, elevan los precios de los combustibles, profundizando así la actual crisis económica.

Los precios en el país se disparan con cada día del paro, iniciado el pasado lunes, y ya comienzan a escasear los productos. Las pérdidas son millonarias, reportaron medios de difusión locales.

Por otro lado no ha cesado la represión de la fuerza pública. En un video difundido en internet se observa a un grupo de policías incautándoles los alimentos a los manifestantes.

Al menos 30 vías en 11 departamentos continúan bloqueadas, más de 100 personas han sido detenidas y hay varios heridos.

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, ha recalcado que “en la medida en que la protesta siga siendo pacífica, habrá diálogo y soluciones de tipo social”, dijo.

Estamos dispuestos a conversar una vez se produzca el desbloqueo. Nosotros conocemos el pliego nacional, pero la instrucción es que hay diálogo si se dan por terminados los bloqueos. Esa es la regla de juego y se aplica a todo el país”, subrayó el titular de la cartera.

Comentarios con Facebook