MegalópolisVolver a Megalópolis

Detiene la SSP DF a dos presuntos asaltantes armados en la GAM

SSP-DF

Washington, 27 ago (PL) Más de tres mil 600 bomberos y 26 aviones tratan de contener las llamas de un incendio fuera de control en el norte de California, Estados Unidos, informaron hoy las autoridades.

Fuentes de los bomberos que combaten el siniestro, desencadenado el 17 de agosto, informaron que pese al amplio despliegue solo lograron apagar un 15 por ciento de las llamas que destruyeron cerca de 582 kilómetros cuadrados, mientras amenazan el Parque Nacional Yosemite y el suministro de agua y energía de la ciudad de San Francisco.

Las condiciones de la zona donde se alza también el Bosque Nacional Stanislaus, sequía, fuertes vientos y montañas con abundante maleza seca, propiciaron que las llamas avanzaran de manera incontenible, indicó una fuente de los bomberos.

El ultimo informe del Servicio Forestal de Estados Unidos precisó que apenas un 15 por ciento del fuego fue contenido mientras las llamas destruyeron a su paso 23 edificaciones y varios millares se encuentran en peligro de desaparecer calcinadas.

El incendio nombrado Rim Fire, quemó un dos por ciento del parque de Yosemite, sitio donde crecen emblemáticas ejemplares de arboles centenarios conocidos como Sequoias y que es un área de mucha afluencia de turistas, unos 15 mil diarios, para apreciar esos ejemplares y los accidentes naturales en la reserva natural.

A causa del peligro que representan las llamas para el suministro de agua a ciudades como San Francisco y para la generación de energía eléctrica, entre otros, el gobernador de California, Jerry Brown, decretó el estado de emergencia para esa urbe, ubicada a unos 350 kilómetros del fuego, indicó la cadena de televisión CNN.

Fuentes del gobierno estatal dijeron que Brown informó al presidente Barack Obama de las evolución de la situación y obtuvo el compromiso de liberar recursos federales para ayudar al control de Rim Fire.

A causa del avance del siniestro se mantienen avisos de evacuación para la ciudad de Tuolumne y varias localidades del área.

Los más recientes informes de los bomberos confirman que continúa extendiéndose hacia el noreste y el este, mientras autoridades aseguran que hay suministro de agua cerca de la bahía de San Francisco para seis meses.

 

Comentarios con Facebook