Premura en ratificación de comisionados del IFETEL

Javier Corral anunció en la tribuna del Senado su desacuerdo con la premura con la que se llevó a cabo el proceso de dictaminación para ratificar a los aspirantes a comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL).

 

El chihuahuense deploró que no se reunieran las Comisiones de Radio, Televisión y Cinematografía; Comunicaciones y Transportes, y Estudios Legislativos para discutir los perfiles de los aspirantes, luego de la comparecencia de estos el jueves pasado, antes de poner a consideración del pleno este dictamen.

 

“A mí no me decantan en materia de los comisionados del IFETEL fobias o filias personales, yo tengo causas y tengo una causa muy importante desde hace muchos años. Yo creo en la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y yo creo que nosotros estábamos obligados a integrar un órgano a prueba de balas, sí señores, un órgano a la medida de los intereses que va a regular y no solo se trataba de capacidad técnica, de expertise o conocimientos en un examen, no, se trata también de la idoneidad y he ahí el principal diferendo que yo tengo con el dictamen”.

 

Corral Jurado afirmó que la tarea del Senado consistía en asegurar la independencia de los aspirantes frente a los regulados, así como la autonomía frente al poder ejecutivo, pues son estos los valores de idoneidad a que se refiere el artículo 28 de la Constitución.

 

“Por primera vez le quitamos al presidente de la República la facultad de otorgar concesiones en radio y televisión, se la dimos a un órgano constitucional autónomo y por lo tanto teníamos que asegurarnos, claro, de esa independencia y de esa autonomía”.

 

Además, lamentó la falta de voluntad para cambiar la decisión de presentar hoy ante el pleno este dictamen, el cual tenía que responder frente a la información de que algunos aspirantes estaban impedidos de ocupar un lugar el Instituto debido a intereses relacionados con las empresas que deben regular, como es el caso de Mario Germán Fromow Rangel y María Elena Estavillo Flores, vinculados laboralmente con Telmex y Telefónica, respectivamente.

 

“Nunca debemos renunciar a la capacidad de deliberación y de discusión entre nosotros, nunca, no somos grupo cerrado que oye, calla y obedece, eso no puede ser jamás el Senado de la República. Este es un órgano deliberante y lo podemos hacer con respeto, no se necesita el insulto y la diatriba. Yo soy un enemigo de la diatriba, de la descalificación personal, del insulto por eso aclaro mi posición es distinta a las motivaciones que aquí se acaban de decir en la tribuna. Yo tengo una posición sobre este dictamen distinta a los motivos que otros legisladores han planteado aquí”.

 

Comentarios con Facebook