Tras masacre Marina de EE.UU. ordena revisión total en instalaciones

marina eua

Washington, 17 sep (PL) El secretario de la Marina estadounidense, Ray Mabus, ordenó hoy una revisión completa de la seguridad en instalaciones de la Armada y Cuerpo de Marines, tras la matanza en la Navy Yard de Washington con saldo de 13 muertos.

Según dijo un funcionario no identificado al diario digital Politico la decisión fue adoptada un día después que el exreservista naval Aaron Alexis, de 34 años, abriera fuego en un complejo de oficinas dentro de la base donde trabajaba y perpetrara el hecho antes de ser abatido por la policía.

De acuerdo con la propia fuente se harán revisiones físicas de seguridad en las bases de la institución para garantizar que las normas vigentes en ese sentido se mantengan; además, se realizará una auditoría más amplia para comprobar la aplicación de las normas.

Este martes salió a la luz un controversial informe de la Inspección General del Pentágono que está en curso, la cual señala fallas significativas en los controles para el acceso a las instalaciones de la Marina, a causa de los recortes presupuestarios actuales.

El reporte enfatizó que la Marina obvió muchos de estos controles en varias bases para realizar ahorros en sus partidas, y destaca que, de 10 bases investigadas, en siete de ellas, incluida la Navy Yard, “la Marina no pudo disponer de los recursos y medios adecuados para verificar eficazmente los antecedentes de los subcontratistas externos”.

También se evidenció que 52 acusados de delitos federales recibieron pases rutinarios que les permitieron entrar en esos puestos armados sin tener derecho a hacerlo.

La noticia, que trascendió inicialmente por la revista Time, subrayó que la Armada de Estados Unidos redujo costos en sus rigores de seguridad sin evaluar el impacto de estas reducciones en las cuestiones de vigilancia de sus inmuebles.

Aaron Alexis, se dice que estaba bajo tratamiento psiquiátrico pues sufría de paranoia y serios trastornos del sueño.

Además, han emergido detalles sobre su conducta ya que en 2004 fue arrestado por la policía de la ciudad de Seattle, en el occidental estado de Washington, por responder violentamente al disparar contra las ruedas del auto de otra persona que discutió con él, y fue detenido en 2010 por disparar en su casa con un arma de fuego, aunque alegó que resultó un hecho accidental ocurrido cuando la limpiaba.

Este nuevo suceso trajo a la palestra un inacabado debate sobre el tema de control de armas de fuego en el país, causante de una ola de violencia hasta ahora indetenible.

Navy Yard fue reabierta hoy, pero solo para personal esencial, indican medios de prensa al referir que cuando el autor de la masacre entró en el edificio donde comenzó a disparar portaba una escopeta que había comprado legalmente en Virginia.

Comentarios con Facebook