MegalópolisVolver a Megalópolis

Entrega Coyoacán 240 alarmas sísmicas a escuelas

IMG_2641

En el marco del 28 aniversario del temblor de 1985, el jefe delegacional, Mauricio Toledo, entregó 250 alarmas sísmicas a escuelas de educación inicial y básica de la demarcación, adicionales a las 514 que ya se han instalado en distintos espacios y edificios públicos delegacionales.

“Hoy es un día de duelo nacional, 28 años después del sismo que cimbró al Distrito Federal, pero también es un día de homenaje y un recordatorio de que en la capital de México hay un pueblo profundamente solidario y que a partir de 1985 existe sociedad civil organizada. Por eso, la jefatura delegacional a mi cargo es corresponsable con estas acciones, porque es cierto que no podemos adelantarnos a un siniestro natural, pero sí podemos prevenirlo”, aseveró.

Toledo adelantó que próximamente se instalará en la demarcación el primer Centro de Sensibilización ante peligros y riesgos por fenómenos naturales, en coordinación con el Instituto de Geofísica de la UNAM, y el próximo año se entregarán alarmas sísmicas para todas las unidades habitacionales de Coyoacán.

Asimismo, el jefe delegacional hizo un llamado a funcionarios y vecinos para apoyar con donaciones “a nuestros compatriotas de gran parte del territorio nacional que fueron afectados por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, y que ahora necesitan de funcionarios comprometidos y del pueblo solidario del Distrito Federal”.

Las 250 alarmas sísmicas se ubicarán en 52 secundarias, 111 primarias, 68 jardines de niños y 19 Centros de Desarrollo Infantil (Cendi), mismas que se activarán cuando se registre un sismo mayor a 4.6 grados Richter y estarán coordinadas con el Sistema de Alarma Sísmica Mexicano (SAS), el cual permite saber con anticipación –de entre 30 segundos y dos minutos- la existencia de un temblor con epicentro en Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco o Puebla.

El maestro Armando García León Loza, secretario técnico de vinculación del Instituto de Geografía de la UNAM, reiteró que “vivimos en una zona sísmica, pero los movimientos que representan mayor peligro deben cumplir dos circunstancias: primero, que ocurran en la placa de Cocos, en las costas o dentro de los estados de Guerrero y Michoacán; la segunda condición es que tenga una magnitud mayor de 6.4 grados en escala de Richter”.

En este sentido, con el fin de fomentar la cultura de la prevención y generar conciencia sobre los sismos, el Instituto de Geofísica de la UNAM montó una exposición de fotografías y maquetas que muestran cómo se presentan los fenómenos naturales en distintas fases.

Es importante mencionar que la Dirección de Protección Civil de Coyoacán se ha coordinado con el personal de las escuelas donde se colocarán las alarmas y con los comités de prevención para brindarles capacitación de primeros auxilios, a efecto de que puedan responder de manera adecuada ante cualquier eventualidad.

Comentarios con Facebook