Política monetaria de EE.UU: señales confusas que desacreditan

Washington, 6 oct (PL) Las señales confusas sobre el rumbo de la política monetaria norteamericana evidencian las divergencias existentes al interior de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos sobre el tema, opinan expertos.

Destacan que la diversidad de criterios al respecto desorienta a los mercados y a los consumidores en general.

Lo que más llama la atención es que algunas críticas y planteamientos diversos provienen del interior de la institución, un elemento constante desde que la FED decidió hace algunos años implementar programas de estímulo monetario tras el estallido de la crisis económica en 2008.

El presidente del Banco de la FED de la ciudad de Richmond, Jeffrey Lacker, afirmó que la reciente decisión de la entidad de mantener las compras mensuales de bonos perjudicó su credibilidad.

Lacker criticó dichas adquisiciones, particularmente de las hipotecas, al opinar que constituyen una política fiscal y abren a la institución a tener una mayor intromisión política.

La institución enfrentará un escenario difícil si reduce la política de estímulo monetario este mes después de que sorprendió a los mercados al mantener sin cambios su programa de adquisición de activos en septiembre, subrayó.

Añadió que los esfuerzos para asegurar al público que las tasas de interés permanecerán cerca de cero durante años podrían dañar la confianza y al crecimiento económico.

Por su parte, el presidente de la FED de Nueva York, William Dudley, evitó descartar una reducción, antes de que finalice el año, del programa de compras de bonos.

La decisión dependerá de los datos económicos y no del tiempo, afirmó Dudley ante medios de prensa.

El directivo defendió la decisión del banco central de no recortar su agresivo programa de compras de bonos, pese a que los inversionistas esperaban una reducción en ese tipo de estímulo.

El ente emisor anunció que mantendrá sus medidas de incentivo, debido al aumento de precios contenido y a la persistente debilidad del mercado laboral.

Su presidente, Ben Bernanke, declaró que una política altamente expansiva aún era necesaria durante el futuro previsible, aunque hace menos de tres meses expresó que la economía se estaba expandiendo lo suficiente como para retirar el incentivo a mediados de 2014.

En 2008 la institución inició una campaña para proteger a la economía nacional, la cual incluyó adquisición de bonos y la ubicación de las tasas de interés en mínimos históricos.

Sin embargo, expertos insisten en que los mensajes mixtos de los responsables de la entidad en cuanto al futuro de la política monetaria del país generan dudas entre los inversionistas.

Comentarios con Facebook