Noam Chomsky afirma que política de EE.UU. ha caído en la locura

Chomsky

Washington, 9 ene (PL) El afamado intelectual y activista estadounidense Noam Chomsky consideró que la negativa de los republicanos a extender las prestaciones a desempleados constituye una monstruosidad y evidencia de que la política de su país ha caído en la locura.

La oposición de los conservadores a proporcionar mínimos niveles de vida a las personas sin trabajo es puro salvajismo. No hay otra palabra para describirlo, afirmó Chomsky en una entrevista con el diario The Huffington Post, cuyos extractos seguirá publicando la semana próxima.

El martes, el Senado aprobó un proyecto de ley valorado en más de seis mil millones de dólares que extiende por tres meses los beneficios por desempleo a 1,3 millones de ciudadanos.

Las ayudas vencieron en diciembre porque los republicanos se negaron a ampliarlos con el pretexto de que el programa fue siempre temporal y su extensión disuade a los desempleados de buscar activamente un nuevo puesto laboral.

La Cámara de Representantes, dominada por los del partido rojo, adelantó que rechazará la medida por su alto costo.

En la actualidad, existen tres personas que buscan un trabajo por cada oferta laboral en el país.

Chomsky, conocido además por su destacada labor académica en el campo de la lingüística, explicó que los avatares de la economía estadounidense no responden a una coyuntura, sino resultado de décadas de cuestionables políticas económicas aplicadas por las elites nacionales.

El problema general y muy grave de nuestra economía responde a problemas estructurales profundos que tienen que ver con el asalto de las políticas neoliberales durante la última generación, aseveró.

El influyente activista y pensador político progresista consideró, además, que los intereses corporativos dominan la agenda política del Partido Demócrata, mientras que el Republicano se ha desplazado fuera de su espectro y no funciona como una entidad parlamentaria seria.

Insistió asimismo en que en Estados Unidos existe un partido único con dos facciones, una demócrata y otra republicana, que a su juicio, han montado una verdadera fiesta de los negocios.

Comentarios con Facebook