Conferencia de Ginebra II, un proceso largo y difícil

helicopteros-rusia-siria
Por Carmen Esquivel Sarría

Ginebra, 24 ene (PL) El Palacio de las Naciones acoge a partir de hoy la segunda etapa de la Conferencia de Ginebra II para la búsqueda de la solución al conflicto en Siria, un proceso que se anuncia largo y difícil.

En el diálogo participarán representantes del gobierno de Bashar al-Assad y de la llamada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (Cnfros), con la mediación del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi.

La nación árabe vive un conflicto desde hace casi tres años alentado y apoyado desde el exterior, a juzgar por los miles de mercenarios de más de 80 países que siembran el terror en ese territorio.

Según un estudio publicado esta semana, al menos 11 mil extranjeros, fundamentalmente árabes y europeos, se han sumado a grupos yihadistas en Siria.

Una solución política pasa ante todo por detener completamente el terrorismo, así como por ejercer presión sobre los países que lo apoyan y patrocinan, afirmó el jefe de Estado Bashar al-Assad.

Sin embargo, la Cnfros, que surgió en Catar y cuenta con el patrocinio de Occidente y de algunos gobiernos del Golfo, reclama la salida del poder del presidente al-Assad, algo que el país árabe considera un condicionamiento inaceptable y una injerencia en los asuntos internos.

Las diferencias entre las partes se pusieron de manifiesto durante el inicio de la reunión el miércoles en la ciudad de Montreux, donde varios implicados en el proceso de paz auguraron negociaciones complicadas, aunque ratificaron el diálogo como la vía para la solución del conflicto.

“No se puede esperar el progreso momentáneo de Ginebra II. Nadie niega las complejidades”, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Mientras, el canciller ruso, Serguei Lavrov, quien ha jugado un importante papel en el proceso de negociaciones, descartó que éstas sean sencillas y rápidas.

La víspera el mediador de la ONU mantuvo reuniones por separado aquí con el canciller sirio, Walid Muallem, y con el jefe de la Cnfros, Ahmed Yarba.

Al parecer este mismo esquema se mantendrá en la jornada de hoy, donde se analizará el calendario de las negociaciones que se estructurarán en varias fases, lo cual augura un proceso extendido.

El gobierno sirio expresó su disposición de analizar un cese del fuego limitado y de permitir el intercambio de prisioneros, pero según analistas la oposición pone cada vez más condicionamientos, lo cual evidencia su falta de voluntad para solucionar una crisis que ha dejado más de 100 mil muertos.

Comentarios con Facebook