Gobierno argentino eliminó restricción a la compra de dólares

ARGENTINA VINCULA EL MERCADO NEGRO DEL DÓLAR CON LAVADO DE DINERO Y CON NARCOTRÁFICO

Buenos Aires, 24 ene (PL) El gobierno argentino dispuso hoy eliminar a partir del próximo lunes la restricción a la compra de dólares por particulares para fines de atesoramiento, anunciaron hoy el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof.

La ahora autorizada compra de divisas para tenencia personal solo estará limitada a la existencia comprobada de la contrapartida en pesos argentinos, especificó Capitanich en rueda de prensa en la Casa Rosada.

“Esta decisión obedece a que, en el marco de la política cambiaria de flotación administrada del tipo de cambio, el gobierno considera que el precio de la divisa, en específico del dólar, ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica”, explicó.

A su vez, el jefe de ministros y el titular de Economía informaron que el gobierno decidió también disminuir de 35 a 20 por ciento el anticipo del impuesto a las ganancias que regía para la adquisición de divisas con fines turísticos o en las compras en el exterior con tarjeta de crédito.

Esa última alza del 20 al 35 por ciento fue establecida en diciembre como parte de medidas para retener divisas en el país. Su revocación fue bien recibida por los operadores turísticos, en especial de las agencias de viajes al exterior.

“Es al menos un alivio”, le manifestó a Prensa Latina un turoperador.

El anuncio tiene lugar luego que esta semana el sector financiero y en particular el canje monetario sufrieron intensas maniobras especulativas alentadas, según advirtieron las autoridades, por grupos económicos con intereses políticos opositores.

Analistas notaron que el miércoles en particular hubo señales contradictorias y dudosas en la fluctuación monetaria sin razón alguna, lo cual puso en alerta al Banco Central y al Ministerio de Economía.

Por su parte, Kicillof, desacreditó la cotización que alcanzó el “dólar blue, negro o paralelo”, como se le llama en el mercado marginal, que ayer trepó a un pico de 13,20 pesos.

El ministro sostuvo de modo enfático que “los mismos que nos dijeron durante 10 años que el dólar valía un peso, son los que hoy nos quieren convencer de que vale 13. Así que saquen sus propias conclusiones”, disparó el funcionario en fuerte crítica a sectores de la oposición.

Anoche, varios medios denunciaron que un acaudalado empresario opositor, el presidente de la representación en Argentina de la petrolera anglo-holandesa Shell, Juan José Aranguren, realizó una maniobra especulativa intencionada para desestabilizar el mercado.

Cuando el dólar cotizaba a 7,24 pesos, el jefe ejecutivo hizo una compra de 3,5 millones de dólares a 8,40 con lo cual desconcertó al mercado e impulsó una abrupta subida de la divisa, denunció una fuente oficial citada por el servicio Infonews.

De hecho, luego de esa maniobra desestabilizadora la cotización de la moneda norteamericana se disparó a 8,50, y el Banco Central tuvo que intervenir y vender 100 millones de dólares para aumentar la oferta en ese voluble mercado, y así bajó ese valor y al cierre quedó en 7,7.

A dos años de las elecciones presidenciales de 2015, Argentina vive hoy intentonas desestabilizadoras por parte de grupos económicos y políticos opositores, que se manifiestan en maneras diversas, desde la extorsión policial en diciembre, hasta especulación con los precios de alimentos.

Comentarios con Facebook