Donald Trump: entre el fuego y la furia

Por Roberto García Hernández

La Habana 13 ene (PL) El ambiente político se agitó en Washington desde la semana pasada tras las recientes afirmaciones del exestratega de la Casa Blanca y exjefe de la campaña republicana en 2016, Steve Bannon, que aparecen en el libro Fuego y Furia (Fire and Fury).
En este texto, escrito por el columnista Michael Wolff, aparecen graves acusaciones de Bannon contra Donald Trump Jr, hijo del mandatario, y Jared Kushner, su yerno, en las que tilda de traición y de un acto antipatriótico el encuentro que presuntamente ambos organizaron con funcionarios rusos en 2016.
Trump respondió de inmediato y señaló que el exasistente no tiene nada que ver con él y cuando fue despedido, “no solo perdió su empleo sino también su mente”.
El gobernante señaló en su cuenta de Twitter que esta obra está “llena de mentiras, tergiversaciones y fuentes inexistentes”, y precisó que nunca autorizó el acceso del autor a su despacho, lo cual rechazó el propio Wolff quien aseguró tener grabaciones de sus intercambios con el Presidente.
Al promocionar el libro en su página digital como el best seller número uno del momento, la compañía Amazon de comercio electrónico refiere que se trata de un acercamiento a los primeros nueve meses de Trump en el poder, los que califica de tormentosos, escandalosos y absolutamente hipnóticos.
Más de 30 mil ejemplares se vendieron durante los primeros días y se agotaron en pocos minutos en las principales librerías de Washington D.C., lo que provocó que la editorial Henry Holt and Co., tuviera que incrementar su tirada inicial de 150 mil unidades a más de un millón.    Los abogados del mandatario intentaron evitar la salida de Furia y Fuego, lo cual directivos de Macmillan Publishers, la editorial responsable de su impresión, calificaron de violación flagrante a la Constitución.
Pero los escándalos persiguen a Trump, y a este debate se sumó el del polémico tuit en el que afirmó que el botón para el lanzamiento de misiles nucleares en su despacho es mucho más poderoso del que dice poseer el líder de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong Un.
Para echar más leña al fuego, el sitio digital Politico reveló que varios congresistas preocupados por la salud mental de Trump, invitaron a la doctora Bandy X. Lee, profesora de psiquiatría de la Universidad de Yale, a hablarles sobre el tema el mes pasado.
Al reunirse en el Capitolio los días 5 y 6 de diciembre con más de una docena de legisladores demócratas y un senador republicano, la profesora advirtió que Trump va a empeorar y argumentó que su uso desmedido de la red social Twitter es un indicio de que él se hunde bajo el estrés.
A todo esto se unen recientes medidas migratorias del jefe de la Casa Blanca en los últimos días, como la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS) que salvó de la deportación hasta ahora a unos 200 mil inmigrantes salvadoreños y sus familiares.
La Casa Blanca deberá enfrentar estos y otros asuntos controversiales en los próximos meses y el Presidente tendrá que referirse a muchos de ellos cuando presente el 30 de enero su informe sobre el Estado de la Unión, mientras expertos analizan cuánto pesarán estos escándalos en las elecciones de medio término de noviembre próximo.
De acuerdo con algunos especialistas, con los vientos huracanados que ahora soplan, en esos comicios los demócratas podrían dar la sorpresa y arrebatarles a los republicanos la mayoría en ambas cámaras del legislativo.

Deja tu comentario