Reconoce AMLO ideal democrático y figura histórica de Madero

México, 22 feb (PL) La figura histórica y los ideales democráticos de Francisco I. Madero fueron destacados hoy por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador en una solemne ceremonia por el 106 aniversario de su asesinato.

Hablando al cuerpo de gobierno federal y estatal y a los estamentos militares de la nación en la Intendencia del Palacio Nacional, López Obrador dijo que era muy importante rendirle homenaje a él y a su vicepresidente, Pino Suárez, para recordar una fecha de agravio a la democracia, y lamentó que por mucho tiempo se dejó de lado la importancia de la figura de Madero en México.

Haciendo un recorrido histórico de la figura de ambos hombres, el mandatario dijo que la derecha mexicana no le perdonó nunca que surgiendo de un sector social acomodado e incluso de una familia relacionada con la dictadura, adoptara esas actitudes y por eso la saña con que se les trató a él y a sus allegados.

Lamentó que por circunstancias muy concretas no se pudiera concretar un acercamiento entre él y Emiliano Zapata como sí la tuvo con Pancho Villa y no se pudieron entender. Hubo un enfrentamiento y eso debilitó mucho al gobierno de madero porque necesitaba una base social para llevar a cabo cambios democráticos.

El presidente se quedó sin esa base social y no tuvo más remedio que confiar en los militares porfiristas, que venían de un régimen autoritario, y de allí emerge quien se encargaría de asesinarlo un día muy triste como el de hoy, el mayor Francisco Cárdenas que había combatido a los revolucionarios en el sur.

López Obrador dijo que era necesario recordar a un hombre bueno, excepcional, de los políticos demócratas más importantes del mundo que quiso establecer en México la democracia en circunstancias muy difíciles porque en estos países nunca la había habido en tres siglos de dominio colonial.

Consideró que en México no ha habido más democracia que en ese periodo en que él fue presidente porque él fue un demócrata auténtico. El país, dijo, avanzó en la revolución, en el terreno económico y social pero no en el campo de la democracia que todavía es una asignatura pendiente desde Madero.

Relató un pasaje interesantísimo cuando el 20 de febrero, 48 horas antes que asesinaran a los dos, sus esposas fueron a hablar con el embajador norteamericano Wilson para abogar por las vida de los encarcelados y les dice que Pino Suárez es un mal hombre, no puede dar seguridad por su vida y es el culpable de la mayor parte de las dificultades que ha tenido su Madero y debe desaparecer.

En cuanto a madero este embajador canalla, narra López Obrador, le expresa que no le harán daño porque él sabe todo lo que va a suceder, por eso le sugerí que renunciara, pero le seré franco: “la caída de su esposo se debe a que no sabía gobernar y nunca quiso consultarme”.

Al concluir, el mandatario reiteró que le daba mucho placer recordar esta fecha histórica con el compromiso de que en este sexenio va a quedar establecida la democracia como sistema de gobierno y como forma de vida, y ese es el mejor homenaje a Francisco I. Madero.

Deja tu comentario