Al borde del colapso sistema de salud de dos territorios de EE.UU.

Washington, 6 sep (Prensa Latina) Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de Oregón e Idaho están hoy a punto de colapsar debido al aumento de nuevas infecciones por coronavirus en esos estados estadounidenses.


Autoridades de salud informaron que solo quedan 50 de las 638 camas de hospital de Oregón, mientras que el gobernador de Idaho, el republicano Brad Little, aseguró que  sólo quedan disponibles cuatro de las casi 400 capacidades.


“Estamos peligrosamente cerca de activar las alarmas de crisis sanitaria en todo el estado”, dijo Little.

Esperamos no llegar al punto en que decidamos quién puede ser tratado y quién no o, lo que es lo mismo, escoger entre quién vive y quién muere, alertó el gobernador.


Expertos aseguraron que el colapso de los sistemas de atención de salud estadounidenses ocurre debido a la circulación de la variante Delta del virus SARS-CoV-2, que provocó un salto de contagios y de pacientes con síntomas severos de la enfermedad a lo largo del país.


El Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS, por sus siglas en inglés) advirtió que sólo unos pocos estados tienen más del 30 por ciento de sus camas de UCI disponibles mientras que la mayoría tiene menos de esa capacidad.


El mes pasado las autoridades de Idaho y Oregón movilizaron a miembros de la Guardia Nacional de su estado hacia los hospitales para ampliar el personal. Aun así, no se da abasto, de acuerdo con oficiales locales.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) registraron que las muertes diarias por Covid-19 subieron un 131 por ciento en agosto pasado.


Hasta la fecha se registran más de 39 millones de contagios y 644 mil 848 muertes en Estados Unidos a causa de la pandemia, según el conteo oficial.

Más noticias: