México pasó a ser un importador agroalimentario neto, según OCDE

México, 19 sep (PL) México es un importador agroalimentario neto definió la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE)en un informe anual sobre las políticas agrarias de 47 países, difundido hoy por el sitio jornada.unam.mx.

El organismo internacional añadió que las importaciones de ese sector representan el siete por ciento de las compras totales de México al exterior, cuando el país era antes un exportador de alimentos.

Explica que esto ocurrió desde que México reformó sus políticas agrícolas por la liberalización del comercio con la firma en 1994 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y su posterior ingreso a la Organización Mundial de Comercio, en 1995.

El reporte indicó que en 2012 los subsidios a la agricultura se incrementaron a nivel mundial, tras haber alcanzado mínimos históricos hasta un año antes, pero en México bajaron de 12,8 a 12,3 por ciento respecto a sus ingresos agrícolas y ocupó el noveno sitio entre los países que menos apoyos otorgan a sus agricultores y campesinos.

Añade que en las últimas dos décadas México redujo en más de la mitad los subsidios agrícolas, al pasar de 28 por ciento en 1991-1993 a 13 por ciento en 2010-2012, muy por debajo del promedio de 19 por ciento de la OCDE.

El apoyo gubernamental a la agricultura representa en México apenas 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), menor al promedio de 0,9 por ciento de la OCDE.

El subsidio al maíz, el principal alimento básico de los mexicanos, fue reducido sustancialmente al pasar de 43 a siete por ciento en el periodo mencionado, precisó el informe reseñado.

El organismo criticó que desde 2000 México haya aumentado los subsidios a insumos como electricidad, combustibles y contratos de cobertura de precios, lo que catalogó de incoherente con la sostenibilidad ambiental y un factor de distorsión en el mercado.

Calculó que el apoyo a los productores entre las naciones afiliadas a la OCDE ascendió a 258 mil 600 millones de dólares en 2012, es decir 19 por ciento respecto al billón 361 mil millones de dólares de los ingresos agrícolas de sus asociados.

El 12,3 por ciento que representan los subsidios agrícolas en México no sólo quedó por debajo del promedio de la OCDE, sino también del 17 por ciento que reportan los 47 países incluidos en el análisis y que generan 80 por ciento de la producción agrícola mundial, entre los que figuran siete naciones emergentes (Brasil, China, Indonesia, Kazajastán, Rusia, África del Sur y Ucrania), puntualizó.

Señala el informe que el porcentaje de los subsidios en México representa entre la cuarta y quinta partes respecto a lo que aplican Noruega, Suiza, Japón y Corea del Sur, cuyos agricultores reciben apoyos que equivalen a 63, 56, 55 y 53 por ciento de los ingresos agrícolas de su país.

La organización mencionó que los mercados emergentes confían más en la protección de las fronteras y las medidas de apoyo a los precios de mercado y algunos de los mayores incrementos en los subsidios o ayudas agrícolas se han producido en los países que han enfocado su política en la autosuficiencia alimentaria.

Para la OCDE el acceso a los alimentos mejoraría con mayor eficacia la reducción de la pobreza y el desarrollo de redes de seguridad y advirtió que se requiere incrementar inversiones, elevar la producción, mejorar el acceso a las importaciones y crear reservas de alimentos de emergencia.

Comentarios con Facebook