Politización de propiedad intelectual dañará su protección: Huawei

Beijing, 27 jun (Prensa Latina) La empresa china Huawei advirtió hoy que los intentos de Estados Unidos por politizar la propiedad intelectual y la innovación solo destruirá el sistema de protección y la confianza de las patentes a nivel mundial.

Song Liuping, jefe del equipo legal de la compañía, alertó en rueda de prensa sobre el desmembramiento de las bases globales de esas áreas si proceden acciones como la legislación presentada por el senador republicano Marco Rubio para impedir a su firma reclamar compensaciones.

Remarcó que nunca ninguna corte avaló el supuesto robo de propiedad intelectual cometido por Huawei ni tampoco le obligó a pagar por daños al respecto.

La corporación china adquirió 87 mil 805 patentes, de estas 11 mil 152 proceden de Estados Unidos y en 2018 recibió más de mil 400 millones de dólares en ganancias por permitir su uso.

Según recordó, cualquier disputa surgida sobre el tema debe resolverse por los canales legales y negó reportes acerca de la presunta colaboración de los empleados de la empresa en investigaciones de las Fuerzas Armadas chinas.

“Huawei es una compañía dedicada a los sistemas de comunicación civil (…) no suministra ningún servicio ni estudios al sector militar”, recalcó el directivo.

Washington libra una feroz cruzada contra esa firma, que implicó una orden ejecutiva con la prohibición en su suelo a usar equipos de telecomunicaciones fabricados en el extranjero, y después la inclusión de Huawei y 70 filiales en una lista negra para obligarlas a pedir autorización si quieren acceder a tecnología doméstica.

En consecuencia, fueron forzadas a cancelar de inmediato contratos de suministro de servicios y componentes corporaciones como Google, Broadcom, Intel, Qualcomm, Western Digital, Lumentum y Xilinx, entre otras.

Hace unos días el presidente de Huawei, Ren Zhengfei, detalló que las barreras conllevarán a una caída en las ganancias hasta los 100 mil millones de dólares entre este año y el otro por la baja previsible de 40 por ciento en las exportaciones de teléfonos inteligentes.

Ren también mencionó que la empresa está imposibilitada de adquirir componentes, participar en muchas organizaciones internacionales, trabajar con universidades y establecer contactos con quienes usan tecnología producida en Estados Unidos.

No obstante, auguró una recuperación hacia 2021, remarcó los planes de continuar con las investigaciones y proyectos de desarrollo sobre innovación y descartó despidos masivos de trabajadores.

Expresó disposición a firmar acuerdos con otros países sobre un refuerzo de la seguridad  en los equipos y redes suministrados por la corporación.