Pone Pompeo condiciones para reabrir diálogo entre EE.UU. y talibanes

Washington, 8 sep (Prensa Latina) El secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, condicionó hoy la reapertura de negociaciones con los talibanes para un acuerdo de paz a un cambio de actitud y el respeto de tratos por parte de los insurgentes.

“Espero que los talibanes cambien su comportamiento y vuelvan a comprometerse con las cosas de las cuales estamos hablando”, manifestó el titular en un programa de la cadena de televisión ABC.

A juicio del jefe de la diplomacia de Estados Unidos, este asunto se resolverá mediante una serie de conversaciones.

Pompeo expuso que si los talibanes no cumplen con los compromisos que hicieron durante semanas y, en algunos casos, meses, el presidente norteamericano, Donald Trump, no reducirá la presión.

La víspera, Trump anunció la cancelación de las negociaciones con la referida parte, luego de que su administración se refirió recientemente a la cercanía del acuerdo de paz.

Desde su cuenta personal de la red social Twitter, el gobernante también dio a conocer la suspensión de reuniones secretas que tenía previsto celebrar este domingo en la residencia de Camp David con los líderes talibanes y el presidente afgano, Ashraf Ghani.

“Sin que lo supiera casi nadie, los principales líderes talibanes y, por separado, el presidente de Afganistán, se habrían reunido conmigo en secreto en Camp David el domingo. Iban a venir a Estados Unidos esta noche”, escribió en la plataforma de microblogging.

“Desafortunadamente, para construir una influencia falsa, admitieron un ataque en Kabul que mató a uno de nuestros grandes soldados y a otras 11 personas. Inmediatamente cancelé la reunión y suspendí las negociaciones de paz”, sostuvo Trump.

¿Qué tipo de gente mataría a tantos para fortalecer aparentemente su posición de negociación? No lo hicieron, ellos solo la empeoraron, agregó.
Según el mandatario republicano, si los talibanes “no pueden aceptar un alto al fuego durante estas importantes conversaciones de paz, e incluso matarían a 12 personas inocentes, entonces probablemente no tengan el poder de negociar un acuerdo. ¿Cuántas décadas más están dispuestos a pelear?”.

Washington estuvo negociando durante meses con los líderes talibanes en Doha, Qatar, a pesar de la negativa de ese movimiento a conversar con el Gobierno de Kabul, y su exigencia de que las fuerzas norteamericanas salgan del país centroasiático.

Hace una semana el enviado especial de Washington para la paz en Afganistán, Zalmay Khalilzad, informó que Estados Unidos estaba cerca del pacto, mediante el cual se retirarían parte de las tropas norteamericanas (unos cinco mil soldados en 135 días).

“Estamos a punto de llegar a un acuerdo que reducirá la violencia y abrirá la puerta para que los afganos se sienten juntos a negociar la paz”, aseguró entonces.

Hace tres días, los talibanes se atribuyeron la responsabilidad de un ataque con coche bomba en Kabul en el que murieron 12 personas, incluidos un soldado norteamericano y uno rumano, y otras 42 resultaron heridas.