Descarta UE sanciones a Irán con mecanismo de resolución de disputas

Estrasburgo, Francia, 14 ene (Prensa Latina) El alto representante europeo de Política Exterior, Josep Borrell, descartó hoy la imposición de sanciones contra Irán con la activación del mecanismo de resolución de disputas.


Ante la Eurocámara, donde se analizó la situación en el Medio Oriente, Borrell subrayó que la medida presentada por Alemania, Francia y Reino Unido no intenta “imponer sanciones”, porque todos los involucrados en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) manifestaron su disposición de preservarlo.


En su intervención de este martes, el jefe de la diplomacia europea reconoció que sin este pacto “perderíamos un elemento fundamental de la arquitectura de no proliferación nuclear”.


Dijo que si Berlín, París y Londres solicitaron este proceso es porque consideran que puede ser una “oportunidad” para atraer de nuevo a Teherán al pacto. Analistas políticos subrayan, sin embargo, que tales medidas no son aplicadas con Washington, causante del conflicto.


Irán rechazó este martes “las acciones no constructivas” de los Gobiernos de estos tres países que activaron el mecanismo de resolución de disputas del acuerdo nuclear.


El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi, consideró que la medida “se produce desde una posición débil” y les advirtió que si pretenden utilizar este mecanismo deben prepararse para “las consecuencias” que acarreará su decisión.


Alertó que su país “aclara a todos, y especialmente a estos tres países europeos partes del PAIC, que responderá proporcionalmente, con seriedad y firmeza, a cualquier incumplimiento del compromiso, a cualquier acto malintencionado y a las acciones no constructivas”.


Musavi denunció que el acuerdo nuclear se encuentra en una “situación desequilibrada” y criticó a los socios europeos por no compensar la retirada “ilegal” de Estados Unidos del PAIC y la reimposición de sus sanciones que deben ser suspendidas.


En sus palabras a los eurodiputados, Borrell advirtió que si el pacto nuclear termina siendo “papel mojado” tendrá repercusiones a nivel global.
Apuntó que de fallar el PAIC, “crecerá la tensión en la región. Esto puede afectar también a Siria, a Líbano o a Yemen. Por tanto nos jugamos mucho. Toda la región se juega mucho, pero nosotros también”.


En 2015, Alemania, Francia y Reino Unido, además de Rusia, Estados Unidos y China, firmaron el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que estableció limitaciones al programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales a Teherán.


En mayo de 2018, Washington se retiró del acuerdo y volvió a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.


Entonces el presidente norteamericano, Donald Trump, amenazó con sancionar a “cualquier país que ayude a Irán”, a pesar de los dictámenes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que consideró en reiteradas ocasiones que Teherán no violaba lo acordado.


Un año después que la Casa Blanca abandonara el pacto nuclear, Irán suspendió parte de sus compromisos en el marco del PAIC y proclamó que seguirá reduciéndolos gradualmente, a menos que otros firmantes del acuerdo hallen una solución para eludir las sanciones estadounidenses.

Lo de hoy:

Acepta el Papa retiro de sacerdote acusado de abuso sexual