Prevén elevar cargos contra expolicía por muerte de Floyd en EE.UU.

Washington, 3 jun (Prensa Latina) Las autoridades del estado norteamericano de Minnesota planean elevar hoy a asesinato en segundo grado los cargos contra el expolicía blanco Derek Chauvin, acusado por la muerte del hombre negro George Floyd.


Así lo anunció en su cuenta de la red social Twitter la senadora y exprecandidata presidencial demócrata Amy Klobuchar, quien dijo también que el fiscal general del territorio,  Keith Ellison, presentará cargos contra los otros tres exoficiales involucrados en el arresto de Floyd el pasado 25 de mayo.


Ese día el afronorteamericano de 46 años fue detenido como sospechoso de haber utilizado un billete falso, y perdió la vida después de que Chauvin se arrodilló sobre su cuello durante casi nueve minutos, mientras él decía que no podía respirar.


Chauvin, quien fue grabado en video mientras aplicaba la polémica maniobra contra Floyd, fue arrestado la semana pasada, cuando se le imputaron los cargos de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.


El diario The Star Tribune reportó que los otros tres exoficiales presentes en la escena, Tou Thao, J. Alexander Kueng y Thomas Lane, serán acusados de ayudar e instigar un asesinato en segundo grado, según le informaron fuentes familiarizadas con el caso.


Thao fue grabado mientras veía a Chauvin presionar el cuello de Floyd con su rodilla, en tanto Kueng fue uno de los primeros oficiales en la escena y ayudó a atrapar al sospechoso.


En los cargos anteriores, se detalló que Lane apuntó con un arma a Floyd antes de esposarlo, y luego preguntó si los agentes debían tirarlo sobre su costado mientras lo sujetaban.


A raíz de la decisión del fiscal general de Minnesota, Klobuchar manifestó que “este es otro paso importante para la justicia”.


La muerte del afronorteamericano en Minneapolis provocó una ola de protestas que se extendió por más de 70 ciudades, en las cuales los participantes han demandado justicia en el caso, así como enfrentar el racismo sistémico y la brutalidad policial existentes en el país.


En varias de las manifestaciones ocurrieron enfrentamientos con las fuerzas del orden, además de saqueos e incendios, lo cual llevó a las autoridades de unas 40 localidades, incluida Washington D.C., a decretar toques de queda en los últimos días.


Pero muchas figuras han destacado lo legítimo y genuino de las protestas, entre ellas el expresidente Barack Obama, quien dijo el lunes que esas manifestaciones representan una frustración genuina y legítima ante un fracaso de décadas en reformar las prácticas policiales y el sistema de justicia penal.


Según un sondeo difundido este miércoles, el 64 por ciento de los estadounidenses simpatiza con estas movilizaciones, y más del 55 por ciento desaprueba la respuesta dada por el presidente Donald Trump a las protestas.