Se dispara desempleo en Chile y alcanza al 12,2 por ciento

Santiago de Chile, 31 jul (Prensa Latina) El desempleo en Chile continuó aumentando en medio de la pandemia de Covid-19 y alcanzó el 12,2 por ciento en el segundo trimestre del año, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).


La Encuesta Nacional de Empleo de ese organismo, señala que esa es la cifra más alta en los últimos diez años y reflejó un incremento de 4,9 por ciento desde abril de 2019.


En el trimestre móvil anterior (marzo-abril-mayo) la tasa de desempleo alcanzó el 11,2 por ciento y en su momento fue considerada la más elevada.


Al evaluar los datos de la encuesta, Sandra Quijada, directora del INE, señaló que la fuerza de trabajo disminuyó en la etapa en 15,4, para un aproximado de ocho millones 139 mil 000 personas y subrayó que en el último año se perdieron 1,7 millones de puestos de trabajo.


En tanto, de los ocupados, el 18,1 por ciento se ha acogido en los últimos meses a la Ley de Protección al Empleo, con un espectacular crecimiento de 163,2 por ciento, equivalente a 801 mil 800 personas, que dejaron de asistir al trabajo aunque teóricamente no perdieron sus puestos.


Este dato ha sido calificado reiteradamente por sindicatos y economistas como un desempleo oculto, no cuantificado en las cifras oficiales, pues a causa de los estragos de la pandemia en la situación económica del país es imposible asegurar que esos trabajadores vuelvan a ocupar sus puestos cuando sea superada la crisis sanitaria.


En tanto, la población fuera de la fuerza de trabajo aumentó 31,6 por ciento, y corresponde a los inactivos habituales y a aquellos que en la etapa no estaban buscando un empleo, aun con capacidad para trabajar y que es denominada fuerza de trabajo potencial.


Según el INE ese aumento de los inactivos se debería a las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia, lo que ha implicado que el alza de la desocupación en términos estadísticos, sea menor.


Por sectores, la disminución de los ocupados fue más pronunciada en alojamiento y servicios de comidas con una caída del 48,5 por ciento, construcción (-30,6) y comercio (-24,0 por ciento).


Por categoría ocupacional el mayor retroceso se apreció en los trabajadores por cuenta propia con una disminución de 34,7 por ciento,  mientras que el trabajo informal se redujo en 5,3 puntos porcentuales hasta ubicarse en 22,3, también bajo la presión de las restricciones sanitarias.


Tras conocerse los datos del INE, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, advirtió que a pesar del negativo resultado del trimestre, el desempleo “podría aumentar” en los próximos meses, teniendo en cuenta a los trabajadores con contratos suspendidos y quienes no han podido buscar empleo a causa de las cuarentenas, que sumarían un millón más.


Según dijo, la recuperación del empleo será una prioridad nacional en los próximos meses.