Concluye Feria Internacional del Libro de Moscú

Moscú, 6 sep (Prensa Latina) Tras la realización de 270 actividades concluyó hoy la 33 Feria Internacional del Libro de Moscú, con la participación de 300 editoriales de 40 regiones rusas y en medio de estrictas medidas de seguridad epidemiológica.


En esta ocasión, el evento se trasladó de su sede habitual en el pabellón 75 de la Exposición Nacional de Economía de toda Rusia a la galería Manege, situada frente a las murallas del Kremlin, en el centro de esta urbe.

Los organizadores de la feria aseguraron que, pese a ser un local más pequeño, se garantizaría la misma diversidad de ofertas y actividades que en los años anteriores, con mesas redondas, seminarios, presentaciones, cursos para blogueros y exhibiciones tecnológicas, entre otras.


Prensa Latina pudo constatar que, pese a la exigencia de una compra de los boletos online y de la necesidad de portar máscaras y guantes, el flujo de visitantes fue masivo y el intercambio entre lectores y autores de obras literarias estuvo al nivel de años anteriores.


La pandemia de la Covid-19 impuso condiciones como el distanciamiento social para realizar seminarios, conversatorios y otras acciones con concentración de público, mientras los autores extranjeros estuvieron presentes en la feria mediante videoconferencias.


De acuerdo con los organizadores de la trigésimo tercera edición de uno de los eventos de su tipo más importantes en Europa, la feria adquirió un carácter híbrido, con una mezcla de escenario verdadero y realidad virtual.


Además, la fiesta del libro moscovita, donde Corea del Sur estuvo como país invitado de honor, tuvo una dimensión global, pues desde su inauguración el pasado día 2 se transmitió en vivo por Internet, con lo cual aumentó en gran medida sus participantes virtuales.


La feria también es la primera, desde el inicio de la pandemia en el orbe, que se realizó en un escenario real, en lugar de hacerlo por videoconferencia, como ha ocurrido en otras naciones desde enero pasado.


Decenas de miles de libros estuvieron a disposición del público que también disfrutó de encuentros con autores como Dmitri Bikov, Dina Rubina y Zajar Prilepin, quien, tras estar como voluntario en el conflicto en la zona rebelde de Donbass, presentó su novela “Romance guerrillero”.


En este año, se estrenó una nueva sección de la feria dedicada a las exposiciones de los museos, mientras que la tecnología, incluida la robótica, estuve presente para darle un toque futurista a ese evento.

Te puede interesar: