Dice Johnson ahora confiar en que habrá acuerdo pos Brexit con UE

Londres, 16 sep (Prensa Latina) El primer ministro británico, Boris Johnson, quien el lunes lanzó furibundo ataque contra la Unión Europea (UE), se mostró hoy más conciliador, al afirmar que espera cerrar un pacto pos Brexit con el bloque antes de fin de año.


En declaraciones este miércoles ante el comité de Enlace de la Cámara de la Comunes, el gobernante conservador aseveró que ni el Reino Unido ni la UE quieren un divorcio en malos términos para cuando concluya el período de transición de 11 meses que comenzó a correr tras la salida de Londres de la alianza el 31 de enero pasado.


Por lo tanto, tengo todas las esperanzas y expectativas de que ese no será el resultado, expresó Johnson, en un intento de calmar también a los diputados que lo acribillaron a preguntas durante varias horas.


A pesar de que las conversaciones sobre el futuro acuerdo de libre comercio entre Londres y Bruselas no marchan por buen camino después de ocho rondas, el primer ministro británico agravó aún más la situación, al presentar la semana pasada un proyecto de ley que cambia algunas partes del acuerdo de retirada, sobre todo en lo relacionado con el comercio a través de Irlanda del Norte.


Según Johnson, su propuesta busca proteger los puestos de trabajo y el crecimiento económico del Reino Unido, y garantizar la fluidez del comercio en todo el territorio nacional, en caso de que el Brexit concluya sin acuerdo.


La propuesta viola, sin embargo, el derecho internacional, según admitió el propio gobierno británico, al pretender cambiar de forma unilateral los acuerdos ya rubricados sobre los chequeos aduanales para las mercancías que entren a Irlanda del Norte desde Gran Bretaña, y la ayuda estatal a las empresas que hacen negocios en ese territorio perteneciente al Reino Unido.


Para la UE, ya de por sí molesta con la intransigencia británica a aceptar sus peticiones sobre las cuotas pesquera y las regulaciones que evitarían la competencia desleal en la era pos Brexit, la legislación contradice la letra del tratado de retirada, por lo que acusa a Londres de minar la confianza entre ambos, y le dio de plazo hasta fines de este mes para retractarse.


En respuesta al ultimatum dado por Bruselas, Johnson acusó al bloque europeo de negociar la futura relación comercial bilateral con un “revolver sobre la mesa”.


Por absurdo y derrotista que pueda parecer, y aún en momentos en que celebramos este debate, la UE no ha quitado ese revolver de la mesa, aseveró el gobernante el lunes pasado en el Parlamento, previo al primer debate de su controvertido proyecto de ley.


Pese a las reticencias de muchos parlamentarios, entre ellos varios conservadores, de que su aprobación pondría en entredicho la reputación del Reino Unido, la propuesta pasó una primera votación en la Cámara de los Comunes por un margen de 77 votos.


En un toma y daca con sus correligionarios más rebeldes, Johnson accedió a que se le hagan algunas enmiendas a la legislación antes de someterla nuevamente a votación la semana próxima.

Más noticias:

https://lagazzettadf.com/noticia/2020/09/15/se-movilizara-fat-por-caso-omiso-de-la-secretaria-de-finanzas-de-la-ciudad-de-mexico/