Destaca Guterres desafíos para implementar presupuesto de ONU en 2021

Naciones Unidas, 12 oct (Prensa Latina) El secretario general de la ONU, António Guterres, presentó hoy su propuesta de presupuesto para 2021, el cual tiene una reducción con respecto al año anterior, y destacó los problemas de liquidez persistentes.


Según informó en la Quinta Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas, para implementar plenamente los mandatos del organismo, se requerirá un total de 2,99 mil millones de dólares.


Esto representa una reducción neta del 2,8 por ciento en comparación con el otro año, a pesar de iniciativas adicionales y actividades encomendadas, e incluye una disminución neta de 25 puestos.


Aunque la pandemia de Covid-19 sigue afectando a todo el mundo, las Naciones Unidas están abiertas al público, con personal trabajando desde sus “oficinas en el hogar”, resaltó el titular.


Seguimos haciendo hincapié en el desarrollo, incluso manteniendo el aumento del 10 por ciento que se propuso el año pasado para el programa ordinario de cooperación técnica, a fin de ayudar a los Estados miembros en sus esfuerzos de desarrollo, indicó.


Asimismo, expuso, se invierte en una estrategia de comunicación que resulta aún más importante en el contexto de la pandemia, subrayó el diplomático portugués.


Naciones Unidas continúa invirtiendo en infraestructura de tecnología de la información, fundamental para garantizar la continuidad de su trabajo y enfrentar las demandas de la pandemia y cómo ha cambiado la forma de trabajar, observó.


Guterres también advirtió que la crisis de liquidez no ha disminuido y obstaculiza gravemente la capacidad de las Naciones Unidas para cumplir “sus obligaciones con las personas a las que servimos”.


El año anterior, la ONU enfrentó una escasez récord de efectivo y en sus diversas sedes en todo el mundo se comenzaron a implementar medidas de austeridad y ahorro, por ejemplo en los gastos de servicios de electricidad y calefacción.


Si bien varios países se habían retrasado en el pago de sus contribuciones durante 2019, muchos analistas señalaron a Estados Unidos como uno de los principales responsables del problema de liquidez de la ONU.


En 2017, el presidente norteamericano, Donald Trump, anunció un recorte abrupto de los fondos que aportan a la organización multilateral, lo cual obligó a Naciones Unidas a realizar reducciones en su presupuesto dirigido a programas como las misiones de mantenimiento de paz.


Mientras que en 2022, en medio de la pandemia, el mandatario decidió abandonar la Organización Mundial de la Salud, y suspender todos los fondos provenientes de Estados Unidos.

Más noticias: