Niega Reino Unido que impondrá pasaportes de inmunidad para Covid-19

Londres, 1 dic (Prensa Latina) El gobierno británico negó hoy tener planes de emitir los llamados “pasaportes de inmunidad” para que las persona puedan demostrar que se vacunaron contra la Covid-19 antes de entrar a un establecimiento público.


No existen planes para ello, y puedo garantizar que ni yo ni ningún otro funcionario del gobierno los tiene, aseveró el ministro del Gabinete, Michael Gove, este martes, al ser cuestionado al respecto en una entrevista con la cadena Sky News.


Los rumores surgieron la víspera, después que el recién nombrado “ministro de vacunas” del Reino Unido, Nadhim Zahawi, insinuó que las personas podrían verse obligadas a probar que están inmunizados contra la Covid-19 para poder entrar a un bar, un cine o un estadio.


Según declaró el funcionario a la BBC en su primera entrevista pública desde su nombramiento el sábado pasado, aunque la vacunación no será obligatoria, los establecimientos públicos podrían arrogarse el derecho de admitir solo a las personas inmunizadas.


Gove trató este martes, sin embargo, de apaciguar el clamor de los llamados grupos “antivacunas”, y dijo que el mayor reto para las autoridades de salud del Reino Unido será tratar de convencer a la mayor cantidad de gente posible para que se vacunen.


La gente de este país tiene sentido común, y la gran mayoría está de acuerdo en que vacunarse no solo es bueno para uno, sino para los demás. Es una forma de que garantizar de que nuestros abuelos y nuestros padres estén seguros, remarcó.


La agencia reguladora de medicamentos del Reino Unido evalúa en estos momentos sendos candidatos vacunales desarrollados de forma conjunta por la Universidad de Oxford y la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca, y la estadounidense Pfizer y la firma alemana BioNTech.


Según dijo el primer ministro británico Boris Johnson la víspera, el ente regulador podría dar luz verde para la aplicación masiva de esas vacunas antes de Navidad.


El gobierno británico anunció que adquirió 40 millones de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, 100 millones de la de Oxford, como se le conoce popularmente, y varios millones más de otros candidatos que están en diferentes etapas de ensayos clínicos, hasta un total de 357 millones de dosis.