Descubren características geológicas del planeta Marte

Washington, 18 dic (Prensa Latina) Científicos de todo el mundo identificaron los detalles de características geológicas del planeta Marte, gracias a nuevas evidencias proporcionadas por la sonda InSight, revela hoy un estudio publicado en la revista Science.


De acuerdo con la investigación, la corteza del planeta del planeta rojo resultó ser más delgada de lo esperado, su manto es muy frío y el núcleo de hierro todavía sigue fundido.


Los investigadores descubrieron que el grosor aproximado de la corteza marciana es de entre 20 y 37 kilómetros, mucho más delgada en comparación con la de la Tierra.


“Ello puede significar que el planeta ha perdido calor de manera eficiente, reciclando su corteza inicial, en lugar de simplemente acumularla, como una forma rudimentaria de tectónica de placas”, aclara el texto.


Además, otro experimento realizado a bordo de InSight detectó leves oscilaciones en el giro del planeta, algo directamente relacionado al tamaño y la consistencia del núcleo de hierro.


Los resultados preliminares confirman que el núcleo de Marte es líquido, con un radio, compatible con estimaciones previas realizadas por naves espaciales, de aproximadamente mil 800 kilómetros, más de la mitad del diámetro del planeta.


Según explica el estudio, obtener dicha evidencia fue difícil pues el suelo pegajoso del planeta impedía el trabajo de la sonda de calor de InSight.


En los últimos meses los fuertes vientos registrados en la superficie marciana afectaron la operación de los sensibles sismómetros de la sonda, refiere el artículo.


A ello se sumó que, el planeta no experimentó los esperados martemotos de magnitud superior a 4,5, lo cual permitiría entender mejor la composición de sus profundidades.


Sin embargo, dos sismos moderados, de magnitudes 3,7 y 3,3, contribuyeron a identificar algunas características de la corteza de Marte y de su contenido.


La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) envió a Marte en mayo de 2018 la sonda InSight, cuyo objetivo era recoger pistas del interior del planeta a partir del temblor de distantes martemotos y el calor profundo que desprende su suelo.

Más noticias: