Califican de ‘horrible’ el caos generado en el Capitolio de EE.UU.

Washington, 6 ene (Prensa Latina) Resulta horrible que esto sea Estados Unidos, afirmó hoy la representante demócrata Norma Torres mientras sonaban las sirenas de emergencia del Capitolio ante una violenta manifestación de seguidores del presidente, Donald Trump.


Este miércoles, el Congreso, en sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes, tiene previsto contar los votos emitidos por el Colegio Electoral sobre los comicios presidenciales del pasado 3 de noviembre, que el mandatario republicano perdió ante el demócrata Joe Biden.


Integrado por 538 miembros, el Colegio Electoral determinó el 14 de diciembre la victoria en las urnas de Biden al otorgarle 306 votos frente a 232 de Trump, quien pretendía permanecer en la Casa Blanca hasta 2025.


Como establece la Constitución norteamericana, el conteo que harán los legisladores sobre los sufragios de cada estado será el último procedimiento necesario antes de que el gobernante electo asuma el poder el 20 de enero.


Tenemos que pasar por esto pues Trump pidió a los terroristas locales que vengan al Congreso e invaliden los votos de la gente, expuso Torres, según el diario The New York Times.


Por su parte, Dean Phillips, colega y copartidario de la legisladora, escribió en la red social Twitter que la situación en las instalaciones legislativas es una locura.


El representante republicano Kevin McCarthy comentó a la cadena de televisión Fox que llamó por teléfono a Trump y le pidió exigir el fin de la violencia.


Debemos hacer una declaración, asegurarnos de que podamos calmar a las personas, es antinorteamericano lo que está sucediendo y tiene que terminar, agregó McCarthy.


Trump demandó desde Twitter a todos en el Capitolio a permanecer en paz, sin violencia, pues, en su criterio, los republicanos son del partido de la ley y el orden.


“Apoye a nuestra policía del Capitolio y a las fuerzas del orden. Realmente están del lado de nuestro país. Mantente en paz”, anotó el jefe de la Casa Blanca.


En tanto, el vicepresidente, Mike Pence, quien debió ser llevado a un lugar seguro en el Congreso como varios legisladores, expresó en la plataforma de microblogging que la violencia y la destrucción deben detenerse.


La protesta pacífica es un derecho de todos los estadounidenses, pero este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado y los involucrados serán procesados con todo el peso de la ley, recalcó Pence.


Antes, en un comunicado a los congresistas, el vicemandatario afirmó que no bloquearía la certificación de la victoria de Biden, lo cual fue criticado por Trump, negado a reconocer constantemente su fracaso.

Más noticias: