Argentina implementa más medidas para contener segunda ola de Covid-19

Buenos Aires, 6 abr (Prensa Latina) Como una pesadilla que parece sin fin, Argentina vuelve a prender hoy las alarmas tras una alza prologanda de contagios de Covid-19 en medio de una segunda ola que acecha a casi todo el mundo.


Con la preocupación de un Brasil colapsado y países cercanos también con rebrotes, las autoridades de esta nación austral señalan que la llamada segunda ola es un hecho y se esperan muchas más medidas y varias restricciones que se suman ya a las implementadas en los últimos días.


En un corto recorrido hoy por varios hospitales capitalinos, Prensa Latina constató una larga fila de personas que esperaban para hisoparse en tanto otros fueron confirmados que por el momento algunas pruebas rutinarias de control se suspenderán por la pandemia.


Hoy se definirán “medidas que deben ser tempranas, intensivas, transitorias y localizadas”, adelantó en una rueda de prensa la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, tras advertir que de una semana a la otra se duplicó la cantidad de municipios con indicadores elevados que marcan un alto riesgo epidemiológico.


La funcionaria citó cómo en apenas de un domingo a otro subieron los casos de 48 departamentos o municipios con indicadores elevados y por ende alto riesgo epidemiológico a 85, casi el doble.


Vizzotti señaló que las próximas tres semanas son clave porque se necesita bajar la transmisión del virus para vacunar a quienes tienen más riesgo en ese lapso de tiempo.

“Las principales fuentes de contagio son las reuniones sociales” pues en los lugares donde funcionan los protocolos como fábricas, escuelas, espacios culturales y demás no muestran altos niveles de contagios, precisó la ministra.


De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación, hasta el momento hay cuatro millones 404 mil 175 personas inoculadas, de ese total tres millones 712 mil recibieron la primera dosis y 692 mil 166 las dos dosis de los diferentes medicamentos que se aplican en el país.


Pero aún falta mucho por andar sobre una población de 44 millones de personas.


Empero, el Gobierno trabaja a todo motor para poder seguir el cronograma de inmunización y lograr tener vacunadas a las personas de mayor riesgo antes de la llegada del invierno.

Más noticias: