Se reunió Biden con familia de George Floyd

Washington, 26 may (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió hoy con familiares de George Floyd, justo cuando se conmemora el primer aniversario del asesinato del afronorteamericano debido a la violencia policial.


Aunque el mandatario esperaba llegar a esta fecha con la aprobación de la Ley de Justicia en la Policía, este proyecto sigue estancado en el Congreso federal.


Pese a ello, Biden manifestó a la familia de Floyd su esperanza de que pronto pueda adoptarse esta legislación e insistió en la importancia de las negociaciones en curso.


También, por medio de un comunicado, habló del coraje mostrado por los familiares durante el año pasado.


Estamos agradecidos por lo que está sucediendo y solo queremos que se apruebe esa ley, dijo a la prensa Philonese Floyd, hermano del afronorteamericano asesinado.


Si se hacen leyes para proteger al águila calva, se pueden hacer leyes federales para proteger a las personas negras, expresó luego de la reunión con Biden y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris.


Según apuntó Harris, Floyd debería estar vivo hoy y también llamó al Congreso a actuar con un sentido de urgencia y aprobar una legislación que “no traerá de vuelta esas vidas perdidas, pero representará un progreso muy necesario”.


Además de reunirse con el presidente norteamericano, la familia de Floyd tendrá encuentros con legisladores involucrados en las negociaciones de la reforma policial, informó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.


De acuerdo con analistas, el tema de la reforma policial en Estados Unidos es sumamente espinoso, de hecho, los congresistas aún no logran un consenso en torno a una propuesta que pueda contar con el visto bueno del Senado, profundamente dividido.


El asesinato de Floyd, de 46 años, hace un año en la ciudad de Minneapolis, Minnesota, tuvo un fuerte impacto nacional e internacional, tras la publicación de un video del suceso.


Las imágenes mostraron cómo el entonces policía Derek Chauvin lo inmovilizó contra el suelo con una rodilla en el cuello durante nueve minutos y medio, mientras el hombre negro decía una y otra vez que no podía respirar.


Chauvin fue condenado en abril tras ser declarado culpable de los tres cargos presentados contra él: homicidio involuntario en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado. Todavía está en espera de la sentencia.


La muerte de Floyd desató una ola de protestas por todo Estados Unidos contra la brutalidad policial y el racismo, y también tuvo repercusiones a nivel internacional.

Más noticias: